«Hemos corroborado la relación entre la fibromialgia y el ojo seco»

fibromialgiaRedacción.- Carlos Vergés, jefe del Servicio de Oftalmología del Hospital Universitario Dexeus, de Barcelona, y María José González, del Servicio de Reumatología del mismo centro hablan sobre la fibromialgia y el ojo seco en una entrevista que conceden a La Razón:

Pregunta.-  Han puesto en marcha un estudio clínico con pacientes de fibromialgia y ojo seco. ¿Qué es lo que tratan de encontrar?

Respuesta.- Carlos Vergés: Los ojos son un órgano diana en la fibromialgia (FM) y suele manifestarse en forma de ojo seco neuropático, es decir, son pacientes con síntomas de ojo seco, pero en la exploración ocular no encontramos los signos característicos de esta enfermedad. Esto se debe a que el origen de las molestias (sensación de arenilla o incluso dolor tipo pinchazos en los ojos al parpadear), no está en las lesiones de la córnea y la conjuntiva sino en la afectación de las fibras nerviosas de la córnea, lo que conocemos como fibra fina y que también se encuentran en el resto del organismo. La afectación de estas fibras, tanto en el ojo como en todo el organismo, es la causante de los dolores que sufren los pacientes con fibromialgia. El poder estudiar estas fibras es fundamental para el diagnóstico y el tratamiento, el problema está en que para ello es necesario realizar pruebas complejas e invasivas, como biopsias de piel, entre otras. Lo que aportamos nosotros es la posibilidad de estudiarlas, su estado de afectación, mediante una prueba que no es dolorosa y no causa molestias a los pacientes, la microscopía confocal, que permite ver las fibras de la córnea y extrapolar los resultados al resto del organismo.

P.- ¿Cuáles son las características de este trabajo?

C.V.: Es un estudio observacional de tipo prospectivo que hemos iniciado en junio del 2021, de forma conjunta los departamentos de Oftalmología y Reumatología del Hospital Universitario Dexeus. Reclutamos 60 sujetos, de los cuales 40 tienen FM y 20 no (grupo control). La idea es finalizar el estudio a finales de este año 2022. El objetivo es el que hemos señalado: establecer un patrón de biomarcadores para mejorar los criterios diagnósticos de la fibromialgia y ayudar a su correcto tratamiento.

P.- ¿Qué tipo de pruebas hacen?

C.V.: Además de las pruebas clínicas para establecer el diagnóstico de fibromialgia y de ojo seco neuropático, realizamos el estudio de microscopía confocal en la córnea, interferometría óptica de la película lagrimal y análisis genético para determinar la mutación C677T del gen MTHFR y la presencia del polimorfismo V158M COMT.

P.- ¿Qué relación hay entre fibromialgia y ojo seco?

Mª José González: La incidencia del ojo seco es del 67%. El trabajo pretende establecer la presencia de alteraciones de la fibra fina de la córnea en los pacientes con FM que presentan ojo seco sintomático. Las fibras de la córnea son de este tipo, y si presentan alteraciones, se admite que esto sucedería en el resto del cuerpo y sería responsable de muchos de los síntomas presentes en FM, tales como por ejemplo la hiperalgesia, la alodinia, la desregulación térmica, sequedad de mucosas, estreñimiento o disfunción sexual.

P.- ¿Por qué se produce esta relación entre ambas patologías?

M.J.G.: Uno de los mecanismos implicados en la fisiopatología de la FM es la sensibilización central. En la neuropatía de fibra fina hay una disminución en la densidad de las fibras y alteraciones morfológicas de las mismas. Estas alteraciones serían las responsables de los síntomas presentes, por alteración en el procesamiento nociceptivo central de las fibras centrales. Dado que en la FM hay una hiperexcitabilidad del nociceptor de las fibras C ,semejante a la neuropatía de fibra fina, si podemos establecer la presencia de alteraciones en los pacientes con FM esto supondría un avance en cuanto a la explicación fisiopatológica de la enfermedad.

P.- ¿Qué supondría confirmar esta relación?

M.J.G.: Permitiría usar la microscopía confocal como técnica diagnóstica y explicar objetivamente parte de los síntomas causados por la enfermedad. Para detectar esta patología se utiliza habitualmente la biopsia de piel, en cambio la microscopía confocal es una técnica no invasiva y reproductible que permite la valoración cualitativa y cuantitativa de las fibras finas y facilitaría el diagnóstico de fibromialgia.

P.- ¿Cuáles han sido los resultados preliminares?

C.V.: Estos resultados nos han permitido corroborar la relación entre fibromialgia y afectación de las fibras nerviosas de la córnea mediante microscopía confocal, con un alto porcentaje de sintomatología de ojo seco. En nuestra primera serie de pacientes, el 80% presentaba alteraciones en las fibras de la córnea, en el 40% eran graves, el 50% moderadas y en el 10% leves.

P.- Estos resultados, ¿servirían para lograr un tratamiento más específico?

M.J.G.: Este grupo de pacientes responderían mejor a fármacos de acción central.

C.V.: A nivel oftalmológico sí. La identificación de este tipo de ojo seco modifica totalmente el protocolo de tratamiento de estos pacientes, hay que ir a estrategias basadas en la mejoría de las fibras nerviosas mediante la radiofrecuencia o, actualmente, la luz pulsada de alta intensidad (IPL).

P.- ¿Y el diagnóstico?

M.J.G.: Confirmar esta relación permitiría utilizar la microscopía confocal como técnica diagnóstica objetiva en fibromialgia.

C.V.: Para el oftalmólogo es fundamental estudiar el estado de las fibras nerviosas para establecer el diagnóstico de ojo seco neuropático y ver su relación con la presencia de enfermedades sistémicas como la fibromialgia.

10. ¿Hay algún otro trabajo en esta línea?

M.J.G.: Hay varios grupos de trabajo que estudian la relación de la fibra fina y la fibromialgia comparando con población sana, pero no con afectación de FM y ojo seco. También podemos adelantar que este estudio continuará con la investigación de los perfiles genéticos relacionados con la inflamación a partir de muestras tomadas en lágrima en las que determinaremos la sobre-expresión genética mediante la técnica de transcriptasa de ARNm.



¿SABÍAS QUE…?

Actividades Sanitarias