Trastornos oculares: Tratamientos con biomembranas bacterianas de células madre

Biomembranas con células madre Redacción.- Un equipo de investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha desarrollado biomembranas de nanocelulosa bacteriana para utilizarlas como sustrato o apósito que permita asentar células madre en la superficie ocular durante el tratamiento de trastornos oculares. Los investigadores, del Institituto de Ciencia de Materiales de Barcelona (ICMAB-CSIC), publican en la revista Small los resultados sobre la producción y caracterización de este nuevo material.

Tal y como recoge el CSIC, los ojos tienen una superficie muy delicada que puede verse afectada por diversos problemas, como enfermedades inflamatorias, quemaduras o traumatismos. Las consecuencias de estos trastornos oculares (como opacificación, vascularización y cicatrización de la córnea) pueden provocar una pérdida total o parcial de la visión.

Una posible respuesta para su tratamiento se puede encontrar en las células madre límbicas, que se encuentran en el limbo corneal y podrían reemplazar las células perdidas en la córnea. Un trasplante de este tipo de células en la zona afectada podría curar la córnea, pero es un proceso complejo y delicado. El trasplante eficaz de las células requiere un sustrato apropiado para fijarlas en la córnea. Se requiere una combinación muy específica de propiedades para un correcto trasplante.

El estudio, de las investigadores del ICMAB-CSIC Anna Roig, Anna Laromaine e Irene Anton, propone utilizar la nanocelulosa bacteriana como apósito para retener las células madre límbicas en la córnea. Su trabajo se centra en el uso de éstas células, derivadas de células madre embrionarias humanas, y se realizó en colaboración con la profesora Heli Skottman de la Universidad de Tampere (Finlandia), experta en el uso de células madre para aplicaciones oculares.



¿SABÍAS QUE…?

Galería