Ruber Juan Bravo crea una Unidad de endoscopia bariátrica para el tratamiento del sobrepeso a través del Método POSE

Redacción.-La obesidad y sus secuelas metabólicas son algunos de los cambios más importantes para la salud en la actualidad y representan un grave problema desde el punto de vista socio-sanitario.

Tal y como recoge Quirónsalud, los cambios en el estilo de vida son imprescindibles, pero muchas veces no son suficientes. Los tratamientos endoscópicos cubren el espacio entre las dietas asociadas a tratamientos médicos y la invasiva cirugía bariátrica.

Hasta pequeños descensos en el peso ofrecen ventajas en el estado de salud, y si se supera el 10% se obtendrá un impacto considerable en la reducción de las enfermedades asociadas a la obesidad.

Cada vez se incide más desde el punto de vista de la salud en la necesidad de mantener un descenso estable y sostenido del peso sin continuos cambios que constituyen un círculo vicioso y perjudicial para la misma, por este motivo recomendamos tratamientos cuyos resultados a largo plazo son estables.

Según los datos del Instituto Nacional de Estadística la mitad de la población española tiene sobrepeso: el 36,6% sobrepasa su peso ideal y el 13,7% tiene obesidad; porcentajes que la Sociedad Española de Cardiología incrementa hasta el 39,3% y el 21,6% respectivamente.

Se considera que una persona tiene sobrepeso cuando su índice de Masa Corporal (IMC) se sitúa entre 25 y 29,9obesidad entre 30 y 34,9obesidad grave entre 35 y 39,9 y obesidad mórbida cuando es igual o superior a 40.

Para solucionar este problema de salud, el Servicio de Medicina del Aparato Digestivo del complejo hospitalario Ruber Juan Bravo, dirigido por el Dr. Sarbelio Rodríguez Muñoz, ha puesto en marcha una nueva Unidad de Endoscopia Digestiva, que trata tanto el sobrepeso como la obesidad a través de técnicas mínimamente invasivas como el balón gástrico ajustable Spatz y el Método POSE (Primary Obesity Surgery Endolumenal).

El método POSE es un procedimiento de pérdida de peso sin incisiones, realizado por Endoscopia, que no se basa únicamente en la reducción del volumen gástrico, sino que acelera la sensación de saciedad en el paciente, con lo que consigue que sea más fácil seguir una dieta sana y razonable sin tener hambre constantemente.

El método POSE ofrece las siguientes ventajas a los pacientes:

-Ayuda a mantener bajo control el hambre y el peso.

-No deja cicatrices, ni es invasivo.

-No requiere una larga recuperación -la mayoría de los pacientes son dados de alta el mismo día y pueden recuperar sus actividades cotidianas en un período de 2 ó 3 días-, ni dietas especializadas.

-Tiene un alto grado de seguridad.



¿SABÍAS QUE…?

Galería