Refuerzan en el Hospital de Gandía la humanización en la UCI para mejorar la estancia de los pacientes

Redacción.- La Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Francesc de Borja de Gandía continúa incorporando medidas humanizadoras para mejorar la estancia de los pacientes.

Tal y como recoge Consalud, una de ellas es la disposición de una habitación individual separada del resto de las camas para el acompañamiento en duelo, así como para aquellos pacientes que están esperando a la implantación del marcapasos, de manera que en ese tiempo previo a la intervención puedan estar junto a sus familiares.

Además, se ha habilitado una entrada alternativa a la sala para familiares y acompañantes con el fin de evitar que pasen por delante de otros pacientes en estado más crítico.

Otra de las medidas es la posibilidad de que las madres que acaben de dar a luz y que, por complicaciones en el parto, hayan ingresado en la UCI, puedan mantener el contacto con el recién nacido, siempre y cuando no haya ningún impedimento de tipo clínico. Y es que, esto no solo es positivo para el bebé, sino que además reduce el estrés y la ansiedad de la madre, lo que favorece su recuperación.

Del mismo modo, el hospital ha instalado en esta área cortinas para separar las camas con el fin de preservar la intimidad de los pacientes. Esta, junto con la instalación de relojes, era una de las peticiones que, tanto los propios pacientes y sus acompañantes como los profesionales de la UCI demandaban.



¿SABÍAS QUE…?

Galería