Pruebas libres de halógenos y antibacterianas: pruebas de laboratorio en componentes para implantes en entornos particulares

Redacción.- Alejandro Garcia, Director General, IMQ IBERICA.

A veces, el uso de componentes para sistemas en entornos particulares (instalaciones de salud, etc.) o la misma reglamentación nacional en instalaciones, cómo así pasa en algunos países extranjeros, requiere pruebas adicionales, como la verificación del contenido halógeno o las propiedades antibacterianas de los materiales.

Concretamente, tal y como recoge IMQ Ibérica, para poder decir que un producto o una instalación está libre de halógenos y de bacterias, se debe de cumplir con la serie de normas y la realización de pruebas y ensayos para poder emitir un informe positivo al respecto.

Tales pruebas serían las siguientes:

-Verificación del contenido de halógenos y clasificación de materiales libres de halógenos – IEC 60754-3.

– Ensayos para verificar la existencia de materiales plásticos a la acción de microorganismos: resistencia a bacterias (P. aeruginosa) y hongos (grupo de cepas de hongos, Aspergillus, Penicillium y otras especies) – ISO 846:1999

-Determinación de la acción antibacteriana sobre plásticos y otros materiales no porosos – ISO 22196:2011 y norma japonesa JIS Z 2801:2010.

A tal efecto, IMQ es laboratorio acreditado para la realización de este tipo de pruebas.

Desde IMQ, cómo Entidad de Certificación  laboratorio y Organismo Notificado para marcado CE, podemos ayudarle a conseguir la certificación deseada a través de nuestros servicios de auditoria de sistema e inspección de producto.



¿SABÍAS QUE…?

Galería