Marina Montiel

Marina MontielPOR AMOR AL ARTE

Marina Montiel.- El telón ha caído, las luces se encienden, la sala está vacía y los aplausos se escuchan ahora en las calles. Las carteleras se quedan sin estrenos, los festivales y conciertos han cambiado el “soldouts” por el “cancelado” y la orquesta del titanic ha dejado de tocar.

 No cabe duda de que cada uno defiende lo que le atañe, porque las preocupaciones nos invaden y el futuro nos inquieta. Todos sentimos el miedo, pero si hay un grupo que nos hace olvidarnos de todo, aunque sea por un rato, son los de la orquesta, es la cultura.

“La que ha evitado que se abra la puerta de la desesperanza, que no es más que la antesala de la locura”

Pero ahora la película es otra, el virus menos esperado y más temido, que ha invadido el mundo, ha provocado una infinita lista de cancelaciones y cierres en la industria cultural, la cual, ha sido una de las pocas que no nos ha abandonado en todo este tiempo. Es el refugio de millones de españoles y como decía Lluís Pasqual hace unos días, la que ha aliviado esta situación dramática evitando así que se abra la puerta de la desesperanza, que no es más que la antesala de la locura.

Las artes, la producción audiovisual o el negocio editorial vuelven a sentirse olvidados en estos momentos tan difíciles. Y yo me pregunto, ¿os imagináis cómo estarían siendo vuestros días sin una película al caer la noche? ¿sin una serie para compartir con tu pareja? ¿Sin un libro que te haga viajar? ¿Sin una canción para revivir lo que pasó el último verano? ¿Sin una obra de teatro que te traslade a otros tiempos, a otra vida, a un futuro? ¿Qué pasa con los que inundan de arte nuestras vidas? ¿Han oído hablar de ellos?

Me refiero a los músicos que no pueden tocar en público, a las compañías de teatro, actores, directores, cantantes, bailarines y técnicos de sonido o de cualquier otra especialidad relacionada con la escena. También a los pintores y escultores que no pueden vender una obra y a los galeristas que están cerrados. Los escritores, tendrán sobre qué escribir y los poetas, ni os cuento. 

“Ya hace tiempo que el arte se quedo como un adorno, de fácil acceso y falta de compromiso”

Ya hace tiempo que el arte se quedo como un adorno, de fácil acceso y falta de compromiso. La cultura es vida, y ahora nuestra ayuda es más necesaria que nunca. La necesitamos para alimentar el pensamiento, los sueños y el futuro, incierto, pero que con un alentador por venir, llegará  más concienciado que nunca.  

“No es cuestión de reclamar amor, eso no se pide, se da”

Por amor al arte hacemos lo que nos apasiona, y no es cuestión de reclamar amor, eso no se pide, se da. Se trata de brindar a cada cual lo que merece, desde el sentido de la justicia, la lógica y el pragmatismo, sobretodo cuando más se necesita.



¿SABÍAS QUE…?

Galería