Nuevos tratamientos de Ribera Salud para pacientes anticoagulados

Dra. Santamaría, jefa del servicio ribera saludRedacción.- La crisis provocada por el COVID-19 está cambiando algunos protocolos y maneras de trabajar. Tanto es así, que el servicio de Hematología de los Hospitales Universitarios de Torrevieja y Vinalopó, ha logrado disminuir a la mitad los controles de los pacientes anticoagulados con sintrom y arritmia.

Tal y como recoge RiberaSalud, se ha sustituido el fármaco antivitamina K por anticoagulantes orales de acción directa. “En concreto, este cambio de medicación se ha realizado a pacientes con fibrilación auricular no valvular tratados con antivitaminia K que puedan requerir visitas cercanas por incertidumbre en la dosis y que no tengan contraindicación”, explica la Dra. Santamaría, jefa del servicio.

Los anticoagulantes orales de acción directa han permitido reducir las visitas evitando desplazamientos innecesarios de estos pacientes

El sintrom o la warfarina son fármacos que requieren, como mínimo, un control en sangre al mes. Esto supone exponer tanto a pacientes como profesionales a riesgo de infección en plena pandemia, sobre todo en los inicios del tratamiento cuando hay que realizar un control semanal durante los primeros tres meses.

Los anticoagulantes además de no necesitar controles en sangre, ni tener interacciones con la comida, son más seguros en cuanto a sangrado disminuyendo el riesgo de hemorragia intracraneal.




¿SABÍAS QUE…?

Galería