Maria Currás

Maria Currás Freixes se une al equipo del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) para dirigir la Unidad de Cáncer Familiar. Entre sus retos destaca ampliar la red de hospitales a los que ofrecer consejo genético, así como mejorar el diagnóstico genético para optimizar la detección de los genes responsables de la predisposición a padecer cáncer familiar.

“Estar en el CNIO ofrece la posibilidad de volver a estar en contacto con la investigación de vanguardia para encontrar nuevos genes de susceptibilidad a cáncer, ayudar a descifrar las características clínicas asociadas a los nuevos genes descritos, usar las distintas plataformas que ofrece el CNIO y tener más colaboración con los nuevos proyectos nacionales e internacionales”, comenta Currás.

La Unidad de Cáncer Familiar proporciona tecnologías innovadoras al Sistema Nacional de Salud y a la comunidad científica.

Tal y como recoge el CNIO, colabora con los servicios hospitalarios evaluando y ofreciendo consejo genético a pacientes y familias (Unidad Clínica de Cáncer Familiar), y estudios genéticos cuando se sospecha un síndrome de cáncer hereditario ( El Cáncer Hereditario, Grupo de Cáncer Endocrino y Hereditario). También ha identificado nuevos genes del cáncer hereditario que rápidamente pasan a estudiarse en estudios clínicos para ayudar a las familias.

 



¿SABÍAS QUE…?

Actividades Sanitarias