Mª Luisa Carcedo: “Sumar terapias innovadoras sin desequilibrios económicos tiene que ser un empeño”

Redacción.-María Luisa Carcedo es médica y ministra de Sanidad. Esta semana visitó A Coruña para hablar de salud y de un sistema público que consume 70.000 millones de euros anuales. A continuación se recoge parte de una entrevista que realiza La Voz de Galicia.

Pregunta-Las dudas sobre la sostenibilidad del sistema se reactivan cada vez que se alude a los costes del envejecimiento, de la innovación terapéutica o la tecnología médica. ¿Se plantean modificar el sistema de financiación?

Respuesta-¿Copagos? Por supuestísimo que no. Son barreras que afectan a las personas de menos recursos.  Al revés, estamos pensando en eliminar alguno. El farmacéutico ya iba en los Presupuestos. Todo depende del coste y de cómo se distribuyen los recursos en el sistema de financiación autonómica. No se dice tampoco a una comunidad qué tiene que destinar a sanidad o a educación. Pero tú puedes por una parte afrontar nuevos gastos, pero por otra generar ahorros.

P-¿Cómo?

R-Si evitas enfermedades crónicas, ahorras. Si introduces el coste-efectividad en la incorporación de nuevos fármacos, ahorras. En la última negociación de los precios de los medicamentos se ahorraron millones… Y también reorientando, tanto desde el punto de vista de la cronicidad, como del punto de vista de intervenir en los determinantes de salud. Son más eficaces las políticas de prevención. No lo ves a corto plazo, claro, pero generas tendencias y mecanismos correctores para el futuro.

P-Una de sus peticiones principales es reforzar las plantillas. ¿Para cuándo un aumento de las plazas mir de familia y pediatría?

R-Primero hay que racionalizar y reenfocar cómo se funciona en los centros de salud. Todo eso forma parte de repensar la atención primaria. Se establecen cupos de referencia, pero es muy variable, es diferente la zona rural de la urbana. Hay que fijar unos estándares aconsejables en cada ámbito o zona básica de salud.

P-¿Cuál es el principal reto?

R-Ser capaces de adaptar el sistema a la realidad demográfica y epidemiológica de hoy. El envejecimiento y la cronicidad son los desafíos. Y ser capaces de incorporar los productos de las investigaciones. Es un empeño y tiene que ser un empeño para mejorar el tratamiento de enfermedades como el cáncer, pero de modo que el sistema no se desequilibre económicamente.

P-¿Y cómo evitar la fuga de investigadores públicos?

R-Hay un plan de retorno, pero sobre todo dándoles oportunidades en España. Si se van, que sea por su voluntad, no porque se vean obligados a salir del país para tener una carrera profesional.



¿SABÍAS QUE…?

Galería