Madrid dota al Hospital Ramón y Cajal de una Unidad de Semicríticos

Redacción.- La Comunidad de Madrid ha dotado al Hospital Universitario Ramón y Cajal de una Unidad de Semicríticos de 1.200 metros cuadrados de superficie, en cuya ejecución y equipamiento se han invertido 3,8 millones de euros.

El consejero de Sanidad en funciones, Enrique Ruiz Escudero, ha visitado recientemente estas nuevas instalaciones, destinadas al cuidado de pacientes que no requieren ingresar en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), pero sí precisan una vigilancia más estrecha de la que pueden recibir en una planta de hospitalización convencional.

Tal y como recoge la Comunidad de Madrid, en servicio desde mediados de mayo, la Unidad de Semicríticos está equipada con la tecnología más avanzada y dotada con 30 puestos que, en caso de necesidad, podrían ampliarse hasta 36.

De esta forma, este hospital público madrileño dispone de un total de 115 camas de críticos y semicríticos, entre la UCI, ampliada y renovada desde el pasado mes de febrero (38), la Unidad de Críticos Quirúrgicos (20), la Unidad Coronaria (13) y la Unidad de Cuidados Intensivos Pediátricos (8).

La Unidad de Semicríticos, coordinada por el Servicio de Medicina Intensiva, nace con una vocación multidisciplinar y, por ello, integrará la Unidad de Ventilación Mecánica No-Invasiva a cargo del Servicio de Neumología. Su diseño aporta mejoras para el cuidado de los pacientes y la atención a sus familiares, y facilita también el trabajo de los profesionales sanitarios con un sistema innovador e integrador.



¿SABÍAS QUE…?

Galería