M. Sellés: “Cuando te diagnostican una enfermedad grave lo primero que piensas es si un medicamento te puede curar”

Redacción.- “En la vida, todos nos enfrentamos a muchos desafíos y a algunas desgracias, y la mayor de las desgracias es que nos diagnostiquen una enfermedad grave. En ese momento nuestra vida cambia radicalmente, nos damos cuenta de que nuestros problemas eran temas menores y toda nuestra vida empieza a girar alrededor de esa grave enfermedad. Y en ese momento también nos damos cuenta de lo importante que es tener un buen sistema sanitario, bien financiado, dotado con los medios adecuados, con profesionales capacitados y motivados, con una asociación de pacientes que nos apoye y nos oriente. Pero, sobre todo, con un medicamento que nos pueda curar o que nos pueda permitir convivir con nuestra enfermedad lo mejor posible durante los máximos años posibles. Y esto es a lo que se dedica la industria farmacéutica: ayudamos a las personas cuando más lo necesitan”.

Con estas palabras inició Martín Sellés, presidente de Farmaindustria, su discurso en la II Cumbre Española Contra el Cáncer, celebrada este jueves en la sede del Ministerio de Sanidad, en Madrid, y organizada por el Grupo Español de Pacientes con Cáncer (Gepac) y la Cátedra de investigación, formación e innovación en cáncer de la Universidad Rey Juan Carlos.

Tal y como recoge Farmaindustria, la industria farmacéutica tiene fundamentalmente tres grandes responsabilidades, explicó Sellés: desarrollar medicamentos innovadores, ayudar a que los pacientes tengan acceso a esa innovación en un entorno de sostenibilidad del SNS y atraer el máximo de inversiones a nuestro país.

Sobre la primera, recordó algunos datos, como que, a nivel mundial, las compañías innovadoras invierten cada año unos 130.000 millones de euros en investigación básica y clínica. “Es difícil encontrar otro sector industrial que tenga este nivel de inversión en I+D”, precisó. Dicha inversión permite tener en desarrollo unos 7.000 nuevos compuestos, 2.000 de ellos en el área de oncohematología. Y subrayó que debido a lo compleja que es la investigación de medicamentos, una inmensa mayoría “no llegarán al final del camino, y sólo unos pocos lo harán”.

Por esto, “es lamentable tener un medicamento disponible y que los pacientes no puedan acceder a él”. Aquí es donde entra la segunda gran responsabilidad con la que los laboratorios están firmemente comprometidos. “Las compañías han negociado con la Administración fórmulas innovadoras que facilitan ese acceso sin dañar la sostenibilidad de nuestro sistema sanitario (techos de gasto, riesgo compartido, pago por resultados…)”, valoró Sellés. En este sentido, España está avanzando en estas dinámicas más que otros países del entorno.



¿SABÍAS QUE…?

Galería