Los nuevos tratamientos son responsables directos del 73% del incremento de la esperanza de vida

Redacción.- Tal y como recoge Farmaindustria, el medicamento se ha convertido en el instrumento esencial de los sistemas sanitarios modernos y la mejor inversión en salud, porque cura las enfermedades o las controla y reduce sus síntomas y mejora la calidad de vida de los pacientes, familiares y cuidadores.

De hecho, los nuevos tratamientos son responsables directos del 73% del incremento de la esperanza de vida en las sociedades modernas, como recoge el informe El valor del medicamento desde una perspectiva social 2021.

Este estudio también constata que los medicamentos han demostrado mejora en los resultados en salud de multitud de patologías, así como un impacto en la reducción de las cifras de mortalidad que tienen un importante reflejo tanto en ahorros en otros costes sanitarios como en mejora de la productividad y economía, y por tanto del bienestar social, de los países desarrollados.

La Covid-19 ha puesto de manifiesto que no hay economía sin salud y que ésta no es posible sin la ciencia y el resultado de ésta en forma de medicamentos y vacunas. Esta afirmación se sustenta en la abundante evidencia científica que avala el valor de los medicamentos.

Estos son algunos ejemplos:

VIH/SIDA

Los antirretrovirales han logrado convertir esta enfermedad aguda y fatal en una condición crónica. Los avances farmacológicos se han traducido en una drástica reducción de la mortalidad por esta causa: se prevé una reducción de hasta 34 millones de muertes a nivel mundial hasta 2030. Asimismo, la esperanza de vida de estos pacientes se asemeja ya a la de la población general, y los pacientes reportan una calidad de vida autopercibida cada vez mayor.

DIABETES

Los tratamientos para la diabetes han experimentado una evolución considerable a lo largo de las últimas décadas, con nuevas clases de antidiabéticos insulínicos y no insulínicos que han dotado a pacientes y a profesionales sanitarios de nuevas herramientas de tratamiento, con ventajas en efectividad, adherencia, precisión, funcionalidad y satisfacción.

CÁNCER

El cáncer ha dejado de ser una sentencia de muerte para muchos pacientes gracias al mayor conocimiento sobre la enfermedad y a los avances en su diagnóstico y tratamiento. En los últimos 25 años se han aprobado más de 140 nuevos principios activos para tumores sólidos, y la supervivencia en cáncer no ha dejado de crecer. Un 70% de la mejora en supervivencia por este tipo de patologías del periodo 1994-2008 es atribuible a los tratamientos. En los últimos años, las novedades más destacadas son las terapias dirigidas a mutaciones específicas y los primeros fármacos producidos a partir de las propias células del paciente.



¿SABÍAS QUE…?

Galería