Los Hospitales de Quirónsalud integrados en la red pública madrileña elaboran un “mapa de riesgo cardiovascular”

Redacción.- Las patologías más prevalentes y con mayor mortalidad en Occidente son las enfermedades cardiovasculares; también son las más tratadas en las consultas de Atención Primaria, con la excepción de los últimos dos años y medio de pandemia por la Covid-19.

Por esta razón, los Hospitales de Quirónsalud integrados en la red pública madrileña han elaborado un mapa de riesgo cardiovascular que utiliza las nuevas tecnologías como el Big Data y la inteligencia artificial para su detección temprana en los pacientes de su área de referencia.

“El objetivo principal es conocer el riesgo cardiovascular de la población de sus zonas de influencia, informar y alertar precozmente a los pacientes, así como a sus médicos de Atención Primaria, en caso de anomalías o signos de alerta, y ofrecer recomendaciones sobre hábitos de vida saludables que contribuyan a reducir a largo plazo las probabilidades de sufrir una enfermedad asociada al corazón o a los vasos sanguíneos”, explica el Dr. Óscar Gómez, director de Continuidad Asistencial de esta red de centros.

Y es que, como apunta el Dr. Jesús Fernández-Tabera, su homólogo en el hospital villalbino, “la unión de tecnología y salud digital permite desarrollar un modelo predictivo que, a través de diferentes algoritmos, aprovecha los datos que constan en las historias clínicas de los pacientes, incluyendo los que ellos mismos introducen a través del Portal del Paciente -aplicación propia de estos cuatro hospitales que constituye la principal herramienta facilitadora de comunicación y relación del usuario con el centro-, para obtener un valor que indica la probabilidad de que un paciente sufra un evento cardiovascular como un infarto, una angina de pecho o una muerte súbita en los próximos años”.

El dato que arroja el sistema determina automáticamente si hay una riesgo bajo, medio o alto de que la persona tenga, o pueda desarrollar, una enfermedad cardiovascular.

“A los pacientes a quienes se calcula un valor muy elevado se les envían recomendaciones sobre hábitos saludables a través de nuestra aplicación”, indica, destacando que, de esta forma, “el proyecto no solo permite detectar el riesgo, sino que insta a tomar medidas que mejoren la salud del individuo de forma personaliza”.



¿SABÍAS QUE…?

Actividades Sanitarias