Las compañías farmacéuticas alertan de una pérdida de competitividad en Europa

Redacción, 13-09-2023.- A principios de la década de los noventa el 41% de los nuevos medicamentos se originaban en Europa, mientras que en el periodo 2017-2021, sólo fueron el 21%. La explicación de este cambio es la apuesta por la inversión en I+D en los últimos años.

En el periodo 1990-2020, mientras que la inversión en I+D farmacéutica en Estados Unidos se multiplicó casi 11 veces (pasó de representar un 33,6% de la inversión total a un 50,2%), Europa sólo la multiplicaba por 5 (lo que nos hizo retroceder de un 48,8% a un 32,0%).

En el caso de China, por el contrario, la inversión ha pasado, en el periodo 2000-2020, pasando de un 0,5% a un 8,0%. Así lo ha explicado la directora general de la Federación Europea de la Industria Farmacéutica (Efpia), Nathalie Moll, en el XXII Encuentro de la Industria Farmacéutica Española que organiza estos días Farmaindustria en la Universidad Menéndez Pelayo (UIMP), en Santander.

“Necesitamos por tanto recuperar la competitividad perdida en Europa respecto a Estados Unidos y Asia a través de una nueva legislación farmacéutica europea que proteja la propiedad industrial y promueva la innovación”, ha afirmado.

Según Moll, la propuesta de revisión de la legislación farmacéutica presentada recientemente por la Comisión Europea contiene aspectos positivos, pero también otras medidas que acrecentarían esta pérdida de competitividad. Entre los aspectos positivos de la reforma presentada, ha destacado la agilización del proceso de autorización de medicamentos por el proceso centralizado a nivel europeo y la propuesta de vouchers, de bonos transferibles, para incentivar la investigación en antimicrobianos prioritarios.

 



Publicidad

Protagonistas

Publicidad

¿SABÍAS QUE…?

Actividades Sanitarias