La Unidad de Neurorradiología Intervencionista de la FJD, referencia nacional y europea en su ámbito

Redacción.- Juan Matute Guimón, jinete, 23 años recién cumplidos, mira hacia su futuro con la mejor de las perspectivas. Hace 5 meses sufrió un derrame cerebral grave al bajarse de su caballo tras entrenar. Mientras pasaba cuatro días en una situación muy delicada, sus padres se informaron sobre la Unidad de Neurorradiología Intervencionista de la Fundación Jiménez Díaz y de las novedosas técnicas que de forma habitual aplica para el abordaje de estas patologías, y tomaron una decisión: trasladar a Juan a la Fundación Jiménez Díaz, donde le controlaron y empezaron a tratar.

Tal y como recoge Quirónsalud, una elección valiente pero acertada que dio paso a un periodo duro, 25 días en coma y 40 en la UCI, pero también a un final feliz: el 3 de julio recibió el alta, a finales de ese mes empezaba de nuevo a entrenar. Y a mediados de octubre, volvió a la competición.

“Me encuentro fenomenal y me siento feliz”, dice, rotundo, agradeciendo a la Fundación Jiménez Díaz, a quien ya considera “su familia”, y al jefe de su Unidad de Neurorradiología Intervencionista, el Dr. Claudio Rodríguez Fernández, como principal representante de todo el equipo que le ha atendido, estar hoy aquí y, sobre todo, estar como está: totalmente recuperado.

Nuestra unidad está especializada en este tipo de patología; en pocos centros europeos, o incluso a nivel mundial, se están utilizando técnicas de acceso transvenoso-transnidal de forma rutinaria para tratar las malformaciones arteriovenosas con la amplia experiencia que tenemos nosotros”, asegura el especialista, recordando el paso de Juan por el hospital.



¿SABÍAS QUE…?

Galería