La técnica de PRP reduce el dolor y mejora la función articular

Redacción.- La Unidad de Terapias Biológicas en Traumatología, Articura Biologics, del Hospital Universitari General de Catalunya trata a pacientes que padecen inflamación de tendones (tendinitis), artrosis o desgaste de las articulaciones (artrosis), lesiones musculares y lesiones deportivas. Para tratarlas, en Articura Biologics, los especialistas desarrollan diversos tratamientos biológicos como el plasma rico en plaquetas (PRP) o las células madre adultas, en función de la patología del paciente.

Tal y como recoge Quirónsalud, la técnica de PRP consiste en la infiltración de plasma rico en plaquetas en las articulaciones afectadas. El procedimiento consiste en la extracción de sangre del paciente, su centrifugación disponiendo sus componentes -hematíes, leucocitos, plaquetas, proteínas- en distintas fracciones según el gradiente de su densidad para la obtención de los factores de crecimiento liberados por las plaquetas. Posteriormente, el plasma obtenido se inyecta en la zona a tratar de forma directa o asistida por ecografía.

La acción del PRP permite reducir el dolor, mejorar la función articular, impulsar el proceso de cicatrización y enlentecer la evolución de la artrosis hasta donde biológicamente sea posible.

Este tratamiento no requiere hospitalización ni anestesia y el tiempo estimado no suele superar los 30 minutos. La ventaja de la utilización del plasma rico en plaquetas es que se basa en un procedimiento natural al ser preparado con la propia sangre del paciente por lo que no existe riesgo de rechazo ni efectos secundarios. El producto obtenido tiene una excelente facultad regenerativa en el tratamiento de lesiones músculo esqueléticas.



¿SABÍAS QUE…?

Galería