La reducción de la huella de carbono perioperatoria, a debate en la Fundación IDIS

Redacción, 07-07-2023.- El cambio climático supone uno de los mayores problemas de salud del siglo XXI.

Según un informe especial del Intergovernmental Panel on Climate Change (IPCC) se estima que en el año 2050 la temperatura global se incrementará 1.5°C, lo que producirá alteraciones climáticas; por ello, todas las industrias (incluida la sanitaria) deben desarrollar estrategias para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

El sector sanitario y, concretamente los quirófanos, consumen muchos recursos: gases anestésicos, altas cantidades de energía y residuos después de cada intervención.

En este sentido, Roberto Parra, director general de Mindray, y el doctor Patricio González, anestesiólogo Pediátrico del Hospital Universitario La Paz, presentaron en el marco del Comité de Innovación de Fundación IDIS (Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad) algunos de los sistemas de anestesia que existen para mejorar la experiencia clínica de los profesionales y hacer las intervenciones más sostenibles.

Durante la sesión los expertos explicaron cuáles son los productos anestésicos más utilizados en el quirófano (desflurano, isoflurano, sevoflurano y propofol) y los diferentes índices de huella de carbono que supone el uso de cada una de ellos.

Tal y como recoge la Fundación IDIS, asimismo, hicieron referencia a que la anestesia total intravenosa (TIVA) es una de la más sostenibles y se incidió en la importancia de contar con sistemas de anestesia que empleen una estrategia de reducción de gas anestésico durante la cirugía para crear un mejor ambiente para el personal quirúrgico y reducir el coste farmacológico. 



Publicidad

Protagonistas

Publicidad

¿SABÍAS QUE…?

Actividades Sanitarias