La radioterapia hipofraccionada extiende su aplicación para el tratamiento del cáncer de próstata y mama

Redacción.- Oncólogos médicos y radioterápicos nacionales analizaron en el curso “Toma de decisiones en hipofraccionamiento y SBRT”, organizado por la Fundación GenesisCare, casos clínicos para conocer las estrategias para la administración del hipofracionamiento en radioterapia en diferentes patologías tumorales. Una jornada que tuvo como objetivo abordar los últimos avances tecnológicos en este campo, así como la posibilidad de poder administrar tratamientos de dosis única en tumores de mama y próstata.

Por su precisión y la posibilidad de aplicar mayores dosis, concentrándolas en un menor número de sesiones de tratamiento, el hipofraccionamiento se ha incorporado cada vez más a la práctica clínica. “La precisión y eficacia de los tratamientos ha permitido que la radioterapia hipofraccionada se haya convertido en una práctica muy habitual en el tratamiento del cáncer de mama y del cáncer de próstata”, ha señalado el director médico de GenesisCare, Ignacio Azinovic.

Los especialistas también analizarán la opción de la radioterapia hipofraccionada en otras neoplasias como el cáncer de pulmón, de hígado o en pacientes con oligometástasis. “Actualmente se investiga en cada patología y lugar anatómico cuál es el esquema que mejor resultados presenta”, ha destacado el Dr. Azinovic.

El hipofraccionamiento en el cáncer inicial de mama se ha convertido en una modalidad estándar de tratamiento, tras corroborar que sus resultados en cuanto a control local, supervivencia global y toxicidad son equiparables al tratamiento convencional. “Actualmente, el 50% de los pacientes se hipofraccionan y esta tendencia parece aumentar dependiendo de los buenos resultados que actualmente estamos registrando”, concluye el especialista.

 

 



¿SABÍAS QUE…?

Galería