La industria farmacéutica europea y las resistencias a los antibióticos

Redacción.- La resistencia a los antibióticos es una de las mayores amenazas para la salud mundial, la seguridad alimentaria y el desarrollo del planeta. Puede comprometer muchos avances médicos que dependen de los antibióticos, como la cirugía, la quimioterapia o el tratamiento de enfermedades crónicas.

Según el Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades (ECDC), las infecciones causadas por bacterias resistentes a los antibióticos provocan la muerte de más de 30.000 europeos al año, una cifra que se eleva a 700.000 personas en ámbito mundial.

Además, la Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió hace unos años de que para 2050 en el mundo habrá más muertes relacionadas con superbacterias resistentes que por cáncer, incluso que será la principal causa de muerte en el planeta.

Tal y como recoge Farmaindustria, ante este panorama, científicos, profesionales sanitarios, autoridades competentes en medicamentos e industria farmacéutica coinciden en que hay que actuar en dos ámbitos. El primero, utilizar menos y mejor los antibióticos que ya se comercializan, y el segundo, hacer mucho más atractiva la investigación de nuevos antibióticos. Es decir, hoy sólo existe un camino para combatir la resistencia a los antimicrobianos (RAM): nuevos antibióticos eficaces y uso responsable de los existentes.



¿SABÍAS QUE…?

Actividades Sanitarias