La industria farmacéutica española mantiene en la pandemia su apuesta por la I+D

Redacción.-Las compañías farmacéuticas asentadas en España y adheridas al Código de Buenas Prácticas de Farmaindustria publican estos días las colaboraciones con organizaciones y profesionales sanitarios realizadas durante 2021. En total, según los datos recopilados por Farmaindustria, la industria farmacéutica que opera en España contribuyó en 2021 con 287 millones de euros a retribuir a organizaciones y profesionales sanitarios por su participación en actividades de investigación y desarrollo de nuevos tratamientos, y más de 171 millones de euros a apoyar las actividades de formación continuada. De estos 171 millones dedicados a formación, 115 se destinaron a organizaciones sanitarias responsables de la organización de reuniones y congresos científico-profesionales y 56 correspondieron a ayudas a profesionales sanitarios para que pudieran participar en este tipo de encuentros.

La extraordinaria situación generada por la pandemia ha hecho que los datos económicos de las colaboraciones cambien en los dos últimos años. Por ejemplo, en 2020 provocó una disminución en el número de reuniones y actividades formativas y, sobre todo, obligó a que la mayor parte de ellas tuviera que celebrarse de forma telemática, no presencial, por lo que se redujo de forma significativa el montante dedicado a las colaboraciones con los profesionales sanitarios ligadas a este concepto, como son los gastos de alojamiento y desplazamiento.

Así, esta partida bajó de los 224 millones en 2019 a los 127 de 2020. En 2021 subió hasta los 171 millones, porque se recuperó parte de la actividad perdida el año anterior y, sobre todo, buena parte de la actividad presencial. En todo caso, el pasado fue también un año extraordinario, puesto que no se acercó a los 200 millones de euros que se superaban en los ejercicios previos a la pandemia.

Sin embargo, y también por causa de la pandemia, otros capítulos se han visto incrementados. Es el caso de las donaciones y subvenciones -que sólo pueden destinarse a instituciones y organizaciones sanitarias-, que pasaron de los 34 millones de euros en 2019 a los 42 de 2020, cuando las compañías farmacéuticas movilizaron más recursos para ayudar al sistema sanitario a afrontar la crisis. Esta cifra se redujo un poco en 2021: hasta los 38 millones.

Por otro lado, las compañías farmacéuticas dedicaron el año pasado 90 millones de euros al pago de prestación de servicios tanto a profesionales sanitarios (78 millones) como a organizaciones sanitarias (12 millones) por labores de asesoramiento o consultoría tales como ponencias en reuniones como conferenciantes, actividades de formación, elaboración de informes, etc. En este capítulo también se registró un incremento con respecto al ejercicio anterior y, de nuevo, debido a la recuperación de parte de las actividades organizadas de forma presencial frente a las de 2020, que se circunscribieron más al ámbito telemático.

En total, las colaboraciones económicas entre industria farmacéutica y agentes del sector alcanzaron el pasado año los 587 millones de euros, una cifra inferior a la de 2019 (601 millones de euros) por el contexto de crisis sanitaria, pero que sigue demostrando la apuesta del sector por la investigación en España, país referencia internacional en ensayos clínicos, y la formación de los profesionales sanitarios y, por tanto, por la calidad del Sistema Nacional de Salud (SNS).



¿SABÍAS QUE…?

Actividades Sanitarias