La FDA aprueba galcanezumab, el único tratamiento para la cefalea en racimos episódica

Redacción.Lilly ha anunciado que la Agencia Americana del Medicamento (FDA) ha aprobado galcanezumab inyectable (a dosis de 300 mg) para el
tratamiento de la cefalea en racimos episódica en adultos. Galcanezumab aporta un enfoque terapéutico innovador a esta enfermedad neurológica y se convierte en el primer y único anticuerpo que se une al CGRP aprobado por la FDA para dos tipos distintos de cefaleas.

Tal y como recoge Lilly, Galcanezumab está aprobado por la Agencia Europa del Medicamento y por la FDA como tratamiento preventivo de la migraña en adultos, desde finales de 2018. En marzo de 2019 recibió la designación de autorización prioritaria en la indicación de prevención de cefalea en racimos por la situación acuciante en la que se encuentran estos pacientes. Su uso está contraindicado en aquellas personas con hipersensibilidad grave a galcanezumab a alguno de sus excipientes.

“La cefalea en racimos episódica puede ser una enfermedad muy incapacitante. La aprobación de galcanezumab para el tratamiento de la cefalea en racimos episódica constituye un importante hito, ya que proporciona una nueva opción terapéutica muy esperada desde hace ya tiempo por todas aquellas personas que sufren esta patología”, ha destacado Christi Shaw, presidente de Biomedicinas de Lilly.

La cefalea en racimos episódica se caracteriza por un inicio abrupto de un dolor de intensidad grave a muy grave en un lado de la cabeza. El dolor se siente en las regiones orbital, supraorbital y/o temporal (alrededor o sobre el ojo y/o la sien) y puede ir acompañado por síntomas en ese mismo lado del cuerpo: inyección conjuntival (enrojecimiento de los ojos), lagrimeo, congestión nasal, rinorrea (goteo nasal), sudor en la frente y la cara, miosis (contracción de la pupila), ptosis (párpado caído) y/o edema palpebral (hinchazón del párpado) e inquietud y agitación. Aunque es una patología muy incapacitante, existe un reto importante a nivel diagnóstico de la cefalea en racimos debido a la limitada concienciación que existe. En algunos casos, el diagnóstico puede demorarse de media cinco años o más.



¿SABÍAS QUE…?

Galería