La farmacia rural “camina”

Antonio Mingorance, Presidente de Bidafarma

Redacción.-La farmacia rural se encuentra desde hace años en una encrucijada. Hay que remontarnos a los años 50 para conocer este problema que coincide con el inicio de la despoblación de muchos pueblos del litoral español.

Y es que tal y como explica el informe “Pérdida de Servicios en el Medio Rural” elaborado por la Sociedad Española de Farmacia Rural (SEFAR) la pérdida de población ha traído consigo la progresiva desaparición de servicios básicos en ámbitos como el social, el sanitario o el educativo.

Al fenómeno de la despoblación hay que sumarle el envejecimiento de la población, que muestra relación directa con la falta de población y es un factor a tener en cuenta en el ámbito de la farmacia rural.

Son interesantes las conclusiones que se hacen en el informe de SEFAR para entender el problema del medio rural unido a la despoblación. Con una evolución demográfica negativa, la baja densidad de población y alta tasa de envejecimiento, el elevado grado de masculinización y un alto porcentaje de población activa agraria forman un conjunto de condicionantes que dificultan su desarrollo, incidiendo negativamente en el acceso a servicios básicos. Esto conlleva que los habitantes del medio rural carezcan de una igualdad de oportunidades respecto a sus homólogos urbanos. En otras palabras: si no hay habitantes, no hay servicios, y si no hay servicios, los habitantes disponen de menos alicientes para quedarse. Y uno de los servicios de los que se están prescindiendo que son esenciales en el ámbito sanitario son las farmacias rurales.

Según explicó el presidente de los farmacéuticos, Jesús Aguilar, hay que aprovechar las 5.300 farmacias del ámbito rural para garantizar la atención sanitaria integral en los núcleos amenazados por la despoblación de esa España vacía, con una adecuada ordenación sanitaria sostenible y de alto valor social y sanitario. Así lo aseguró durante el Foro Salud, organizado por  Nueva Economía Fórum y el impulso de Bidafarma, como una de las medidas importantes para contribuir a la mejora social y sanitaria.

Con el objetivo de visibilizar la función sanitaria y social de la farmacias rurales se acaba de lanzar  “Aristo Camina”. Se trata de una iniciativa solidaria promovida por la ONG Farmacéuticos sin Fronteras, Aristo Pharma, el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos (CGCOF) y SEFAR. A través de las donaciones obtenidas se equipará con medicamentos y servicios un centro médico en Kenia.

En anteriores ediciones se recorrió el Camino de Santiago en 2016, el Camino de Caravaca en 2017 y el Camino Real en 2018. Este año se completará el recorrido entre Guadalupe y el santuario de la Virgen de la Montaña en Cáceres, visitando y animando a unirse a las farmacias del camino.

Jesús Aguilar quiso manifestar su apoyo a esta iniciativa “para dar visibilidad a la gran labor sanitaria y social que ofrecen las farmacias y los farmacéuticos rurales que hay por todo el país, en muchas ocasiones únicos profesionales que prestan servicio sanitario en la España vaciada”. Es lo que hay. Seguro.

 



¿SABÍAS QUE…?

Galería