La CUN se certifica en la última técnica para el diagnóstico y tratamiento de lesiones del intestino delgado

Redacción.- Tres especialistas del Departamento de Digestivo de la Clínica Universidad de Navarra (CUN) han sido certificados para el uso del enteroscopio espiral motorizado, una nueva herramienta terapéutica que permite acceder de forma más rápida y precisa al intestino delgado, y que mejora el tratamiento de las lesiones en su interior.

La Clínica es el primer hospital privado que obtiene la acreditación para este procedimiento, que sólo se emplea en otros cinco centros españoles.

Tal y como recoge la CUN, los avances conseguidos se deben a su nuevo diseño y a la incorporación de un motor, lo que facilita explorar los más de seis metros de longitud del intestino delgado y tratar las afecciones que se puedan encontrar en la pared y la mucosa intestinal, como lesiones sangrantes o pólipos. “Es un enteroscopio que incorpora un sobretubo de morfología espiral que rota gracias a un motor integrado en el propio endoscopio. De esa forma, el intestino delgado se va replegando sobre el enteroscopio permitiendo avanzar más profundamente en un menor tiempo de exploración”, explica la Dra. Cristina Carretero, especialista del Departamento de Digestivo de la Clínica, que ha sido acreditada junto a los Dres. Alejandro Bojórquez y César Prieto.

Hasta ahora, el procedimiento se realizaba mediante una enteroscopia de balón, un sistema algo más inestable y complejo. “La principal ventaja de esta nueva técnica es la precisión y rentabilidad terapéutica porque nos permite llegar y tratar la lesión en un mayor número de pacientes. Con el enteroscopio de balón, en ocasiones, no llegabas a alcanzarla”.



¿SABÍAS QUE…?

Galería