La colaboración entre farmacéuticos, una necesidad para pacientes y sistemas sanitarios

Redacción.- La coordinación entre farmacéuticos de los distintos niveles asistenciales es una necesidad para los pacientes y los sistemas sanitarios, como se ha puesto de manifiesto recientemente en la mesa “Nuevos modelos de continuidad entre niveles asistenciales”, en el marco del 22 Congreso Nacional Farmacéutico que se celebra estos días en Sevilla. Una mesa cuyo objetivo ha sido determinar los retos y oportunidades de los farmacéuticos a la hora de afrontar la continuidad asistencial y facilitar la colaboración entre los distintos niveles profesionales.

Tal y como recoge Portalfarma, el debate que ha sido moderada por Ana Herranz, vocal nacional de Farmacéuticos de Hospital del Consejo General de Farmacéuticos, y en la que han intervenido Ernesto Cervilla Lozano, presidente del Colegio de Farmacéuticos de Cádiz, María Sanjurjo, jefa de servicio de Farmacia del Hospital General Universitario Gregorio Marañón, Antonio López, director general de Farmacia de la Comunidad Foral de Navarra y Carina Escobar, presidenta de la Plataforma de Organización de Pacientes.

María Sanjurjo, jefa de servicio de Farmacia del Hospital General Universitario Gregorio Marañón, ha explicado cómo el paciente ha cambiado y ahora es complejo, crónico, mayor y con comorbilidades. “Pero los pacientes no entienden sobre niveles asistenciales, ni de transiciones, un escenario en el que los farmacéuticos debemos ser protagonistas”, ha señalado. En este sentido, ha recalcado que “todos los farmacéuticos hacen falta: comunitarios, hospitalarios o de primaria; y cada uno tiene su papel. Hay que empezar a trabajar juntos y remar en la misma dirección”, ha concluido.

 

El director general de Farmacia de la Comunidad Foral de Navarra, Antonio López, ha resumido en tres los puntos principales para potenciar la coordinación entre niveles asistenciales: sistemas de información, decisión política y voluntad de los farmacéuticos. En el primer punto se ha referido a la necesidad de conocer toda la medicación del paciente; en segundo lugar, ha abordado la oportunidad de aprovechar el potencial de la profesión farmacéutica y, por último, ha insistido en la implicación de todos los farmacéuticos en esta coordinación entre ellos y con el resto de los profesionales sanitarios.



¿SABÍAS QUE…?

Actividades Sanitarias