Ipsen lanza un nuevo dispositivo para tumores neuroendocrinos

Redacción.- Ipsen ha lanzado una nueva jeringa precargada Somatulina® Autogel®, de Ipsen, indicada para pacientes con tumores neuroendocrinos (TNE) o acromegalia. Las principales novedades del nuevo dispositivo son los cambios ergonómicos y de manejo, el sistema de extracción del tapón de la aguja,  un  proceso de inyección con ayuda de un émbolo y una mayor facilidad de uso. En el nuevo diseño, se ha mantenido el sistema automático de seguridad que evita los pinchazos accidentales bloqueando la aguja tras la administración del fármaco. La nueva jeringa precargada, que Ipsen presentó el pasado mes de marzo durante el Congreso Anual de la Sociedad Europea de Tumores Neuroendocrinos (ENETS 2019), es el resultado de varios estudios en los que han participado pacientes, sus cuidadores, enfermeras y otros profesionales sanitarios para  comprobar  y  comunicar las mejoras con respecto al dispositivo existente. El objetivo del nuevo diseño es mejorar, en la medida de lo posible, la calidad de vida de los pacientes   con TNE o acromegalia.

El nuevo formato facilita el proceso de administración del fármaco cada 28 días, reduciendo los problemas de inyección. Cualquier iniciativa que facilite este proceso, impacta directamente en la calidad de vida de los pacientes con un tumor neuroendocrino”, ha explicado la doctora Teresa Alonso, oncóloga del Hospital Universitario Ramón y Cajal, de Madrid. Por su parte, Cristina Sánchez, enfermera referente de Patología Oncológica Hepatopancreatobiliar y Tumores Neuroendocrinos (TNE) en el Institut Català d’Oncologia del Hospital Duran i Reynals, en Hospitalet de Llobregat (Barcelona), ha señalado que “es un tratamiento que viene presentado en una jeringa precargada en la que no hay que realizar ningún tipo de reconstitución del fármaco. Esto permite a los pacientes mayor autonomía e independencia, así como una mayor satisfacción al poder participar activamente en el proceso de su enfermedad”.

En cuanto al nuevo formato, Cristina Sánchez ha destacado “su émbolo reforzado, que permite una mayor estabilidad y firmeza durante la administración del tratamiento. Además, las alas de la jeringa son más amplias y permiten una mejor sujeción del dispositivo en el momento de la punción”. “Para nosotros es importantísima cualquier mejora o ayuda que podamos lograr, por mínima que parezca, para mejorar la calidad de vida de nuestros pacientes. Estamos muy satisfechos con el nuevo positivo, que además refleja a la perfección la apuesta por la innovación orientada al paciente que promovemos en Ipsen”, ha subrayado Ana Peiró, directora médica de Ipsen para España y Portugal.



¿SABÍAS QUE…?

Galería