Huelga de pacientes, por el Dr. Abarca

Redacción.- Por el Dr. Juan Abarca

Finalmente “no se ha podido evitar” que, a pesar, de la que esta cayendo sobre los pacientes, los médicos del SNS de la CAM, mañana empiecen unas jornadas de huelga indefinidas.

Más allá de los argumentos, en principio razonables o entendibles que puedan tener los convocantes, no parece ni que por el efecto que vayan a conseguir, ni por las consecuencias que puedan tener sobre el colectivo profesional o el impacto en la asistencia sanitaria sea la forma mas adecuada de reivindicar.

Con respecto al efecto de la huelga creo que será nulo. Por lo que sé, más allá de cuestiones políticas, la CAM ya no puede retrotraer la convocatoria porque perjudicaría a muchos otros profesionales que, aunque es cierto que llevan menos tiempo y tienen menos experiencia que los que llevan ocupando esos puestos desde hace años, también verían vulnerados sus derechos.

Con respecto, a las consecuencias sobre la imagen del colectivo, no deja de ser un nuevo golpe a la credibilidad de una profesión, la médica, cada día menos respetada (y respetable) por cosas como esta.

En el fondo, anteponer cuestiones laborales a la situación que viven y padecen los enfermos, lo único que hace es que ellos cada día se empoderen más. A mi, mi padre me transmitió que con los enfermos había que sufrir y disfrutar por igual. Si no se disfruta te desmotivas, si no sufres, te envuelve la apatía.

En el fondo, creo que nadie que se dedique a la profesión sanitaria debería de permitírse no atender a los pacientes y muchísimo menos los médicos. Como dije el otro día es contra natura. Tiene que haber otras maneras.

Con respecto a los efectos sobre la asistencia sanitaria pues sólo contribuirá a que los pobres enfermos vean como empeoran, más si caben, las demoras que con paciencia infinita sufren.

Es decir, si en la CAM hay semanas para que desde la atención primaria te vea la atención especializada -más del 50% de los pacientes esperan más de 60 días según el registro de la lista de espera a 31 de diciembre del 21-, esos pacientes que han estado esperando verán como de repente les anulan su cita. Así sin más.

A mi juicio, si nuestro Sistema público hace que nuestros médicos hagan “esto” hay que resetearlo entero.

El deterioro de nuestro sistema sanitario público empieza desde el primer momento en el que los pacientes pasaron a ser algo secundario a los intereses profesionales. Aquí esta la prueba.

Y digo yo, porque acabará pasando, hasta cuándo los pacientes van a aguantar este choteo permanente?

Esto es lo que tenemos y lo malo es que a pesar de que nuestras autoridades digan que todo esta perfecto y fenomenal, la realidad es el sistema esta en caída libre. Hace aguas por todas partes.

Mis diculpas por el cabreo pero la situación me genera mucha frustración. Supongo que no todo el mundo estara a favor de este planteamiento pero creo que hay una total indefensión.

Verlo para creerlo. En fin, una pena.



¿SABÍAS QUE…?

Actividades Sanitarias