HM Sanchinarro, pionero en la sanidad privada en incorporar aquabeam para la hiperplasia benigna de próstata

Redacción.- El Hospital Universitario HM Sanchinarro afianza su posición de referencia en el campo de la Urología con la reciente incorporación de Aquabeam. De esta forma, este centro se convierte un hospital pionero en la sanidad privada española por la inclusión en su arsenal quirúrgico de esta nueva tecnología robótica de aquablación, que ofrece a los pacientes un abordaje mínimamente invasivo, seguro y eficaz en el tratamiento de la Hiperplasia Benigna de Próstata (HBP).

“El Monitor de Reputación Sanitaria ya recogía en su último informe el puesto de referencia de HM Sanchinarro en Urología gracias a que dispone de un equipo de profesionales excelentes, liderado por el Dr. Javier Romero-Otero, junto con un completo arsenal quirúrgico robótico y de tecnología puntera de diagnóstico, que redunda directamente en la salud de los pacientes. La incorporación de esta técnica constata y potencia esa situación y avanza en la dirección correcta para revertir todo tipo de dolencias urológicas, y también facilita la labor de los profesionales sanitarios a la hora de abordarlas”, señala el Dr. Íñigo Martínez, director médico del Hospital Universitario HM Sanchinarro.

Este tratamiento está especialmente indicado para abordar la HBP sin que el tamaño y la forma prostática afecten a la posibilidad de someterse a este abordaje.

Tal y como recoge HM Hospitales, esta novedosa tecnología es incorporada en HM Hospitales gracias a la filosofía de innovación y excelencia de Urología ROC Global Health. Se basa en un chorro de suero fisiológico a una velocidad muy alta y presión elevada que no utiliza ningún tipo de energía térmica, frente a otras técnicas quirúrgicas para el tratamiento de esta patología.

“Es un tratamiento eficaz para la HBP que obtiene resultados funcionales excelentes en términos de micción, con mejoría rápida de los síntomas urinarios y una rápida recuperación y reincorporación a la vida cotidiana. De hecho, se suele requerir una hospitalización muy corta (media de 24-48 horas) recibiendo el paciente el alta médica sin sonda vesical”, señala el Dr. Javier Romero Otero, director del Departamento de Urología de HM Hospitales en Madrid.



¿SABÍAS QUE…?

Galería