Farmaindustria aboga por reforzar el papel de la Aemps para mantener la competitividad en la I+D biomédica

Redacción.- España ha avanzado mucho en los últimos años en la investigación biomédica, y en concreto en la investigación clínica, hasta posicionarse entre los países europeos con mejores condiciones para albergar el desarrollo de ensayos clínicos de nuevos medicamentos. De hecho, hoy hasta uno de cada tres de los ensayos realizados en Europa ya cuentan con participación española.

Tal y como recoge Farmaindustria, este salto en la investigación médica ha sido posible en gran medida gracias a la cooperación del sistema sanitario con la industria biofarmacéutica. Sin embargo, desde el mundo investigador se detecta la necesidad de rediseñar nuevas estrategias para mantener el avance de España en esta materia en un contexto internacional de fuerte competencia. Así se puso de manifiesto recientemente en la jornada Futuro en la investigación clínica en España, organizada por la Asociación de Medicina de la Industria Farmacéutica (Amife) en la sede del Colegio de Médicos de Madrid, y en la que ha participado Farmaindustria.

En concreto, desde la Asociación se aboga por reforzar y aumentar los recursos de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), uno de los agentes fundamentales para mantener la posición de liderazgo de nuestro país en la I+D biomédica. Y es que, según apuntó Amelia Martín Uranga, responsable de la Plataforma de Medicamentos Innovadores de Farmaindustria, el tiempo medio de puesta en marcha de un ensayo clínico en España ha subido por primera vez en el último año. “En el periodo 2016-2018, el tiempo medio de puesta en marcha de un ensayo clínico era de 140 días, y llegó a ser de 132 días a finales de 2018. Ahora, los datos del primer semestre de 2019 nos indican que ese tiempo de espera ha subido hasta los 159 días”, indicó.



¿SABÍAS QUE…?

Galería