E. Esteve: “La innovación incremental es buena para los pacientes, para los profesionales y para el sistema sanitario»

Redacción.- Junto a la denominada innovación disruptiva o transformacional en medicamentos, que inaugura una nueva familia de fármacos o supone un cambio radical en el abordaje de una enfermedad, la llamada innovación incremental nace de la detección de necesidades de un determinado grupo de pacientes e implica investigar en medicamentos ya existentes.

Tal y como recoge Farmaindustria, esta innovación supone el 40% de los nuevos medicamentos que se comercializan y comporta importantes beneficios sanitarios, como pueden ser mayor rapidez de actuación, facilidad de uso y mejoras en la eficacia y en la adherencia o cumplimiento de los tratamientos por parte de los pacientes. Pero también a través de la innovación incremental se pueden incorporar nuevas vías de administración de los fármacos, mejoras en la seguridad o posología, así como la combinación de dos o más principios activos que permiten un uso más eficaz y seguro de los medicamentos.

“La innovación incremental es buena para los pacientes, para los profesionales y para el sistema sanitario. Debemos protegerla e incentivarla, porque es buena para todos”, aseveró el director del Departamento Técnico de Farmaindustria, Emili Esteve, en la Jornada de Innovación Terapéutica organizada por el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos este jueves en Madrid.

Es un hecho -subrayó- que, en nuestro país, no existen suficientes incentivos para que las compañías farmacéuticas apuesten por este tipo de innovación, puesto que, como se produce sobre medicamentos ya existentes, “los pagadores no la valoran como se merecen y la condenan al sistema de precios de referencia”, donde las nuevas formulaciones tienen el mismo precio de financiación que las convencionales y además se someten a continuas revisiones de precio a la baja.

Ante esta realidad, Esteve propuso crear una “figura legal que proteja a la innovación incremental”, de manera que se excluya de los precios de referencia y tenga así “un incentivo merecido que compense la innovación realizada”.



¿SABÍAS QUE…?

Actividades Sanitarias