El tratamiento precoz de la retinopatía diabética puede reducir el riesgo de pérdida visual severa en más de un 90%

Redacción.- La diabetes afecta aproximadamente a 425 millones de personas en el mundo, 386.000 sólo en España, y se estima que la cifra aumente hasta 522 millones en 2030. Es una enfermedad grave, ya que sin tratamiento puede provocar otras patologías como la pérdida de la visión, siendo el principal factor de riesgo de la ceguera. “El 90% de los pacientes con diabetes mellitus tipo 1 con más de 5 años de evolución tendrán algún grado de retinopatía diabética y entre el 53 y el 84% en el caso de diabetes mellitus tipo 2 diagnosticada hace más de 15 años”, advierte el doctor Ramón Sánchez-Palenciajefe del Servicio de Oftalmología del Hospital Quirónsalud Málaga.

Tal y como recoge Quirónsalud, son datos alarmantes; sin embargo, la progresión hacia la ceguera podría evitarse en un alto número de pacientes si se detectase de forma prematura, se tratase y se llevase a cabo un buen control metabólico y de los factores de riesgo. “La detección precoz de los pacientes con retinopatía diabética tratable permitiría disminuir la incidencia de complicaciones oculares graves y la pérdida visual severa“, declara el oftalmólogo.

Por ello, el Hospital Quirónsalud Málaga ha celebrado el Día Mundial de la Diabetes (14 de noviembre) con una campaña gratuita de control de diabetes y visión para informar y prevenir posibles alteraciones visuales, además de metabólicas. Así, los especialistas de los servicios de Endocrinología y de Oftalmología han realizado controles de glucemia y de fondo de ojos a pacientes con diabetes durante toda la mañana. También han compartido con los pacientes recomendaciones en la alimentación, el ejercicio, los cuidados principales de la enfermedad, así como sobre los últimos avances de control; por ejemplo, los nuevos sistemas de monitorización de glucemia intersticial.



¿SABÍAS QUE…?

Galería