El radón interior a dosis altas duplica el riesgo de cáncer de pulmón en nunca fumadores

Redacción.-La exposición al gas radón interior puede provocar cáncer de pulmón en personas nunca fumadoras, según un nuevo estudio multicéntrico realizado por un grupo de investigadores de diez hospitales españoles de cuatro Comunidades Autónomas y que acaba de publicar Environmental Research, una de las revistas científicas más prestigiosas en epidemiología ambiental.

Tal y como recoge SEPAR, el estudio muestra que las personas expuestas a concentraciones de radón residencial superiores a 200 Bq/m3 prácticamente tienen el doble de riesgo de desarrollar cáncer de pulmón frente a aquellas expuestas a concentraciones inferiores a 100 Bq/m3. Todos los participantes en el estudio habían vivido una mediana de 30 años en el domicilio en el que se había medido el radón.

Este estudio ha contado con la participación de numerosos neumólogos de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) y ha sido liderado por el Dr. Alberto Ruano Raviña, profesor titular de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad de Santiago de Compostela; con financiación de la Xunta de Galicia y el Fondo de Investigaciones Sanitarias (FIS). Comenzó con el reclutamiento de pacientes en 2011 y es la culminación del estudio LCRINS (Lung Cancer Risk Factors in Never Smokers), que ha dado lugar a numerosas publicaciones en conocidas revistas científicas. Los resultados que ha aportado se han analizado en el Laboratorio de Radón de Galicia, de la Facultad de Medicina de la Universidad de Santiago de Compostela.

El radón es un gas natural radiactivo que se acumula en el interior de las viviendas debido a ciertas condiciones. SEPAR ha advertido en diversas ocasiones acerca de la necesidad de que las autoridades políticas adopten y apliquen medidas efectivas para contrarrestar sus efectos nocivos en la salud, en consonancia con las advertencias que ya han hecho la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Agencia de Protección Ambiental Norteamericana (EPA), por sus siglas en inglés.

No hay que olvidar que “la exposición al radón ha sido clasificada como el factor de riesgo más importante para el cáncer de pulmón en nunca fumadores y el segundo en fumadores por la OMS. De hecho, es uno de los varios factores de riesgo del cáncer de pulmón a evitar, como el tabaco, la ocupación y la exposición al humo ambiental de tabaco, según el Código Europeo Contra el Cáncer y puede ser reducida de diferentes maneras de forma efectiva”, ha recordado el Dr. Ruano.



¿SABÍAS QUE…?

Galería