El papel de los laboratorios farmacéuticos españoles

Redacción.- El papel de las compañías españolas también se abordó en el XVIII Encuentro de la Industria Farmacéutica Española. Para el consejero delegado de Reig Jofré, Ignasi Biosca, consideró que “después de muchos años de centrar todos los esfuerzos en políticas de precios y costes”, ha llegado el momento de que la Administración española apueste por el desarrollo de una industria farmacéutica “sólida en el mercado interno, pero sobre todo en los mercados internacionales”.

“Constituimos una industria con capacidad de comprometerse en inversiones para favorecer el tejido industrial del país, las colaboraciones en investigación y el desarrollo sin olvidar la innovación aplicada; una industria comprometida con la creación de empleo cualificado y el aumento de las exportaciones de productos farmacéuticos y, en definitiva, comprometida con el crecimiento del PIB nacional”, destacó.

Para Biosca, muchas medidas políticas a lo largo del tiempo han desincentivado la innovación incremental, cuando habría de ponerse en valor en la medida en que “supone mejoras en los tratamientos farmacológicos que, sin introducir una nueva molécula ni una nueva vía de administración, potencian el uso inteligente y eficiente de los principios activos conocidos, los medicamentos útiles y eficientes, las reducciones de dosis por formulaciones que consigan mayor absorción, o la mayor adherencia al tratamiento gracias a las formulaciones capaces de liberar producto durante días o semanas, en lugar de horas”.

Biosca está convencido de que la industria nacional “tiene capacidad de optar a la innovación radical, ejerciendo como tractora de las múltiples iniciativas de nuevos tratamientos farmacológicos que se están desarrollando en pequeñas start-ups biotecnológicas españolas salidas de la iniciativa privada o de proyectos nacidos en los centros de investigación públicos y hospitales españoles y que se encuentran en el primerísimo nivel internacional”. “Si España, con sus investigadores y sus centros, es capaz de generar ciencia a nivel internacional, el sistema debe conseguir que parte de esta ciencia se integre en el tejido industrial del país convirtiéndolo en producto disponible para la salud de los españoles y la exportación al resto del mundo”, concluyó.



¿SABÍAS QUE…?

Galería