El papel de la oxitocina en las alteraciones neuronales

Redacción.- Un grupo de investigación del Instituto de Neurociencias, centro mixto del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y la Universidad Miguel Hernández (UMH), liderado por la investigadora Sandra Jurado (CSIC), desarrolla el proyecto Oxito-Cure, cuyo objetivo es identificar las alteraciones neuronales implicadas en el origen de los trastornos del comportamiento social como el autismo.

El trabajo se centra en estudiar la función de la oxitocina, una hormona que, además de su reconocido papel en el parto y la lactancia, regula el comportamiento social en humanos.

Tal y como recoge el CSIC, múltiples evidencias indican bajos niveles de oxitocina cerebral en pacientes de trastornos sociales, lo que sugiere la existencia de alteraciones en este sistema que podrían aparecer durante las etapas tempranas del neurodesarrollo.

El proyecto Oxito-Cure explorará el potencial terapéutico de distintas estrategias dirigidas a aumentar los niveles de oxitocina en el cerebro para restaurar el comportamiento social en patologías como el autismo, la esquizofrenia, la depresión o, incluso, enfermedades neurodegenerativas como la enfermedad de Alzheimer.



¿SABÍAS QUE…?

Actividades Sanitarias