El medicamento como una inversión y no como un gasto

Redacción.- La innovación debe jugar un papel fundamental en el futuro del Sistema Nacional de Salud (SNS). Sin ella no sería posible la mejora de la vida de los pacientes, pero, como ha puesto de manifiesto esta pandemia, tampoco sería posible la recuperación económica de nuestro país. Así lo ha expuesto el presidente de Farmaindustria, Martín Sellés, en el IV Congreso de Organizaciones de Pacientes, organizado por la Plataforma de Organizaciones de Pacientes (POP): “Los pacientes son nuestra razón de ser, por eso las compañías farmacéuticas invertimos cada año 150.000 millones de euros a nivel mundial en I+D que nos permiten desarrollar medicamentos y vacunas para mejorar sus vidas. Esta gran inversión es buena para los pacientes, pero también para el resto de ciudadanos, porque todos más tarde o más temprano acabaremos siendo pacientes”.

Tal y como recoge Farmaindustria la innovación no es sólo disruptiva. Como ha recordado el presidente de Farmaindustria, hay dos tipos de innovación: la transformacional, representada en los casos anteriores, y la incremental, que implica pequeños cambios en los medicamentos que proporcionan notables mejoras para los pacientes. “La ciencia avanza pasito a pasito. Los grandes pasos se dan de tarde en tarde. Así que si queremos disponer de la innovación transformacional debemos también valorar la innovación incremental como se merece”.

También lamenta que siempre que se habla de innovación se acabe hablando de sostenibilidad del sistema sanitario: “Lo que dedicamos a sanidad y a medicamentos se considera un gasto, cuando lo deberíamos considerar una inversión que es rentable en el corto, medio y largo plazo, por su impacto sanitario, social y económico. Quizá todos esos impactos deberíamos medirlos más de lo que lo hacemos a día de hoy”.



¿SABÍAS QUE…?

Galería