El Hospital Infanta Elena consolida su experiencia en cirugía de hernia inguinal por laparoscopia

Redacción, 29-01-2024.- El Hospital Universitario Infanta Elena ha consolidado su experiencia en cirugía laparoscópica para el tratamiento de las hernias inguinales, al acumular más de una década realizando este abordaje quirúrgico y llevarlo a cabo actualmente, tanto en hernias unilaterales como bilaterales, en más del 80 por ciento de los casos, frente al 10 por ciento que reportan la mayoría de los centros hospitalarios del país, en los que se trata esta patología mayoritariamente con cirugía abierta.

“La cirugía laparoscópica es una de las intervenciones más efectivas porque reduce el dolor postoperatorio y el entumecimiento de la zona, ayuda a una reincorporación más temprana a la actividad habitual y ofrece un mejor resultado estético”, asegura el Dr. Santos F. Jiménez de los Galanes, jefe del Servicio de Cirugía General y Aparato Digestivo del hospital valdemoreño, apuntando que, “a pesar de las ventajas, se trata de una técnica no implementada del todo en España”.

En el caso del Infanta Elena, cuenta con una unidad especializada que trata con laparoscopia la patología de la pared abdominal de mayor complejidad, como las hernias secundarias a incisiones o la diástasis de rectos, apoyándose en medidas de prehabilitación.

En esta unidad, los expertos aplican las técnicas TAPP (corrección herniaria por vía transabdominal preperitoneal) y TEP (abordaje total extraperitoneal), en función de cuál es la que aporta mayor beneficio al paciente. Aunque con ambas se obtienen resultados similares, la que usa TAPP precisa un acceso a la cavidad peritoneal para incidir sobre el peritoneo, disecar la región inguinal y colocar una malla; TEP, en cambio, es más compleja y no requiere acceder a la cavidad peritoneal para colocar la malla, de ahí que los riesgos de lesión a los órganos internos sean menores.



Publicidad

Protagonistas

Publicidad

¿SABÍAS QUE…?

Actividades Sanitarias