El Hospital Bellvitge incluye una técnica para acortar el tiempo del tratamiento urgente del ictus

Redacción.- La atención urgente ante un ictus es clave: cada minuto que pasa mueren dos millones de neuronas. Por este motivo, el Hospital Universitario de Bellvitge, uno de los centros con mayor volumen de pacientes con ictus de Cataluña, ha incorporado la tecnología point of care (diagnóstico rápido en la cabecera del paciente) para acortar los tiempos para la administración de los tratamientos urgentes del ictus.

Tal y como recoge Consalud, el objetivo es conseguir salvar el mayor número posible de neuronas. Y es que, cuando un paciente con ictus llega al hospital, una parte de las neuronas cerebrales ya están dañadas de forma irreversible, pero una buena parte de las neuronas del área afectada son viables durante unos pocos minutos y se pueden salvar si se aplican los tratamientos oportunos.

En este sentido, el ictus es una patología aguda que afecta al cerebro y puede comprometer las funciones cognitivas, motoras y sensitivas. La rapidez determina el grado de discapacidad causado por la enfermedad.

Con la aplicación de la tecnología point of care de forma sistemática en el Servicio de Urgencias, el Hospital Universitario de Bellvitge ha conseguido avanzar en 20-25 minutos el tiempo para la administración de los tratamientos urgentes; lo que supone salvar 38 millones de neuronas en cada paciente.



¿SABÍAS QUE…?

Galería