El futuro del sistema sanitario pasa por impulsar la investigación

Redacción.- “Dotar de más recursos al Sistema Nacional de Salud (SNS), gestionarlos más eficientemente, utilizar mecanismos de control presupuestario que compatibilicen sostenibilidad, acceso e innovación e impulsar la investigación son las claves para que nuestro sistema sanitario responda a las demandas de un país moderno que tendrá que hacer frente a nuevos retos, pero también a las oportunidades que se le presenten”. Así lo afirmó el director general de Farmaindustria, Humberto Arnés, este lunes en el foro virtual dedicado a la Financiación sanitaria en tiempos de crisis, organizado por la Fundación Bamberg.

Estas cuatro propuestas contribuirían a reforzar el SNS, cuyas debilidades ha puesto en evidencia la actual pandemia del coronavirus, a la vez que le permitirían hacer frente a tres grandes retos de futuro: el envejecimiento de la población, la cronicidad de las enfermedades y la revolución tecnológica digital y biomédica.

En cuanto a la necesidad de aumentar la financiación del0 sistema sanitario, Arnés recordó que, con datos prepandemia, España destina sólo el 6% de su PIB a la sanidad pública, cuando parece consensuado que “se debería dedicar en torno al 7% del PIB para que el SNS cubriera satisfactoriamente nuestras necesidades. Es decir, debería incrementarse la dotación del SNS en unos 7.500 millones de euros anuales”.

En este sentido, señaló que es hora de cambiar el lenguaje al hablar de los fondos públicos dedicados a la sanidad y al medicamento: “No son un gasto; son una inversión, con retornos a corto y a largo plazo desde el punto de vista sanitario, económico y social. En el caso de los medicamentos, no sólo permiten superar la enfermedad, sino que reducen o evitan otros costes sanitarios. Por cada euro invertido en medicamentos se ahorran entre 2 y 8 euros en otras prestaciones sanitarias”.



¿SABÍAS QUE…?

Galería