El CSIC evaluará la eficacia de un anticuerpo monoclonal sintético contra el cáncer

Redacción.- Un equipo de investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) analizará la eficacia del anticuerpo monoclonal sintético SYB-010 para activar al sistema inmunitario y que este a su vez ayude a combatir los tumores.

Tal y como recoge el CSIC, el estudio forma parte de un acuerdo de colaboración firmado por el CSIC con la farmacéutica Samyang Biopharm USA, propietaria del anticuerpo SYB-010, dirigido a apoyar la solicitud de permisos necesarios que permitan los ensayos en seres humanos.

El tratamiento con este anticuerpo ha demostrado en animales su capacidad de inhibir el crecimiento de tumores y aumentar la supervivencia.

A diferencia de las terapias convencionales (quimioterapia y radioterapia), dirigidas a atacar las células tumorales, la inmunoterapia es una técnica indirecta que trata de reclutar al sistema inmunitario para eliminar el cáncer. El mayor desafío de este abordaje es conseguir que las células defensivas se dirijan a las tumorales y que las reconozcan como extrañas. “Para lograrlo existen muchas aproximaciones diferentes que incluyen diversos tipos de terapias celulares, moléculas recombinantes, o los anticuerpos monoclonales, que es el tipo de inmunoterapia más extendido hoy día”, explica Mar Valés, investigadora que participa en el proyecto, junto con Hugh Reyburn, ambos del Centro Nacional de Biotecnología (CNB-CSIC).

Los anticuerpos monoclonales son proteínas creadas en el laboratorio similares a las del cuerpo humano y, al igual que estos, pueden reconocer dianas específicas.

Su implantación reciente ha mejorado sensiblemente la supervivencia de los pacientes de diversos tipos de cáncer. “Los tumores pueden liberar, en pequeñas vesículas llamadas exosomas, sustancias inhibidoras que podrían contribuir a bloquear el sistema inmunitario. El objetivo de los anticuerpos monoclonales es unirse a estas moléculas, ya sea en las células o en vesículas, y bloquearlas. De esta forma, se quita el freno a las células inmunitarias encargadas de combatir a las tumorales, principalmente linfocitos T y células Natural Killer (NK), para que actúen mejor. El anticuerpo SYB-010 de Samyang reconoce estas sustancias inhibidoras para poder desactivarlas cuando se liberan en el entorno tumoral”, subraya Valés.



¿SABÍAS QUE…?

Galería