El cáncer de cérvix es un tumor prevenible, según la SEOM

Redacción.-La SEOM inició en febrero de 2013 una campaña de comunicación bajo el lema: EN ONCOLOGÍA, CADA AVANCE SE ESCRIBE CON MAYÚSCULAS. Desde entonces, la Sociedad emite  información acerca de la evolución y los avances que han supuesto los principales tumores. Para el 26 de marzo, con motivo de la celebración del Día Mundial del Cáncer de Cérvix, destacamos los avances más importantes de esta enfermedad.

El cáncer de cérvix es una enfermedad que se puede prevenir. La causa fundamental es la infección por alguno de los virus oncogénicos de la familia del virus del papiloma humano (VPH). Hablamos de una infección de transmisión sexual. Tras la infección y su posterior cronificación, hay una larga evolución hasta la aparición de la lesión pre-malignas y el desarrollo del cáncer invasor. Por ello, tanto la prevención como la detección precoz es la mejor arma que tenemos para el tratamiento y erradicación de este cáncer.

 

 

Desde 1940 el porcentaje de muertes ha disminuido un 70% en países desarrollados gracias al efecto del cribado con el test de Papanicolau, junto con el tratamiento desde las primeras fases de la enfermedad.

Hoy en día en el diagnóstico precoz del cáncer de cérvix debe realizarse una citología así como la determinación de VPH.

La cronificación de la infección por HPV es un problema epidemiológico de considerable envergadura. Uno de los grandes avances científicos de nuestra era en la prevención primaria de este tumor es el desarrollo de vacunas frente al HPV. En nuestro entorno la vacunación a niñas en edades entre 11-14 años se ha incluido en el calendario vacunal.

Además se ha visto que la vacuna también protege a mujeres adultas, tal y como lo demuestra la actualización del seguimiento a 7 años del estudio VIVIANE con datos de eficacia en todos los grupos de edad.

Los avances en técnicas quirúrgicas han permitido ofrecer cirugías más conservadoras a mujeres con estadios iniciales sin factores de riesgo y/o deseo gestacional con menor morbilidad y mejor calidad de vida.



¿SABÍAS QUE…?

Galería