El balón gástrico en el tratamiento endoscópico de la obesidad

Redacción.-Los tratamientos endoscópicos de la obesidad son procedimientos que se realizan mediante técnicas practicadas por vía endoscópica, es decir, a través de la boca sin cirugía ni incisiones abdominales y bajo sedación, que pueden ser reversibles o definitivas. Uno de estos procedimientos es el uso del balón gástrico, una técnica que ha demostrado ser muy eficaz y que sigue evolucionando, según Quirónsalud.

Los Dres. Javier Nebreda y Eduard Espinet, coordinadores médicos de la Unidad de Tratamiento Endoscópico de la Obesidad en el Hospital Universitari Dexeus nos explican en qué consiste este tratamiento.

¿Qué es el balón gástrico?

Se trata de un dispositivo esférico, generalmente de silicona, que se coloca en el estómago por vía endoscópica (a través de la boca, sin cirugía), ocupando el 45-50% de su volumen. El procedimiento es indoloro, puesto que se realiza bajo una sencilla sedación, de unos 15 minutos de duración y ambulatorio.

El balón intragástrico produce una sensación de saciedad precoz tras las ingestas y un enlentecimiento en el vaciamiento gástrico, lo que permite disminuir la ingesta y, consecuentemente, la pérdida de peso. Su duración es de 6 meses, tiempo en el que se consigue la pérdida de peso y la modificación y optimización de los hábitos dietéticos del paciente.

Tras este periodo de tiempo, mediante otra sencilla endoscopia, el balón se punciona y se retira a través de la misma boca, igualmente sin incisiones ni cirugías, quedando un estómago normal, sin anomalías ni variaciones anatómicas.

Variantes

Existe un nuevo balón de 12 meses de duración, para aquellos pacientes que requieran pérdidas de peso mayores o un periodo de tiempo más largo de reeducación alimentaria.

La novedosa variante Elipse consiste en un balón que se ingiere, a modo de una pequeña cápsula, simplemente con un sencillo control mediante una radiografía. Pasados unos 4 meses, el balón se degrada, se vacía y se elimina por vía natural. Por tanto, no requiere cirugía, endoscopia ni anestesia para su colocación ni para su eliminación. La Unidad de Endoscopia de la Obesidad de Dexeus ha publicado en la Revista española de Enfermedades Digestivas el primer artículo español que trata específicamente de este balón.



¿SABÍAS QUE…?

Actividades Sanitarias