Dra. Pérez: «Los trastornos de la tiroides son un factor de riesgo para las enfermedades cardiovasculares»

Redacción.- María del Mar Pérez, de la Unidad Integral de Cardiología del Hospital La Luz, aborda en una entrevista con La Razón, los efectos de las hormonas tiroideas.

A continuación se recoge parte de la entrevista:

P- ¿En qué medida es cierto que las hormonas tiroideas, además de influir en la velocidad con la que se queman calorías, controlan cuán rápido late el corazón?

R- Las hormonas tiroideas tienen efectos cardiovasculares conocidos y entre ellos, efectivamente, se encuentra la influencia sobre la frecuencia cardiaca, así como sobre la potencia con la que late el corazón (llamado efecto inotrópico) y la tensión arterial.

P- ¿De entre esas hormonas la tiroxina es la que ayuda a regular el organismo?

R- La hormona tiroxina o T4 es secretada por las células foliculares del tiroides y transportada a los tejidos del organismo para su conversión en triyodotironina o T3. Estas hormonas tienen efectos sobre multitud de procesos reguladores como son el metabolismo basal y la termogénesis, el metabolismos y regulación de los niveles de colesterol, a nivel respiratorio estimulan la utilización del oxígeno y su aporte, influyen en la acción del sistema nervioso autónomo y en la liberación de otras hormonas llamadas catecolaminas (que a su vez modifican el metabolismo, la producción de calor, la frecuencia cardiaca, la actividad motora y el sistema nervioso central). También tiene un efecto significativo sobre el desarrollo neurológico normal, el crecimiento y la formación el mantenimiento de los huesos, entre otros.

«Los síntomas más conocidos del hipertiroidismo pueden ser sudoración, aumento de la frecuencia cardiaca, cansancio y pérdida de peso»

P- ¿Qué dolencias puede producir un desajuste de la glándula tiroides?

R- Una elevación (llamada hipertiroidismo) o disminución (llamada hipotiroidismo) significativa del nivel de hormonas tiroideas en sangre puede producir desequilibrio en todos los procesos previamente mencionados. Los síntomas más conocidos del hipertiroidismo pueden ser: sudoración, aumento de la frecuencia cardiaca, cansancio y pérdida de peso. A su vez, los síntomas más conocidos del hipotiroidismo son: agotamiento, dificultad para mantener la concentración, frío y, en ocasiones, aumento de peso.

P- ¿Esa alteración también puede aumentar el riesgo cardiovascular?

R-Es bien conocido que los trastornos de la glándula tiroides son un factor de riesgo importante para el desarrollo de enfermedades cardiovasculares como la hipertensión, alteración de los niveles de colesterol, el desarrollo de arritmias cardiacas e insuficiencia cardiaca, entre otros.

«En personas con hipotiroidismo las alteraciones cardiacas más frecuentes pueden ser: aumento del colesterol, hipertensión arterial e insuficiencia cardiaca «

P- ¿Cuáles son las alteraciones cardiacas más frecuentes en personas con problemas de tiroides?

R- En personas con hipotiroidismo las alteraciones cardiacas más frecuentes pueden ser: aumento del colesterol, hipertensión arterial, insuficiencia cardiaca, entre otros. El hipertiroidismo se relaciona estrechamente con el riesgo de desarrollar un tipo concreto de arritmia cardiaca conocida como fibrilación auricular.



¿SABÍAS QUE…?

Actividades Sanitarias