Tal y como recoge Quirónsalud, en 1999 la Fundación Alfonso Martín Escudero consideró de interés iniciar una línea de ayudas a la formación de investigadores, facilitando la estancia de los mismos en centros de estudio o investigadores en el extranjero, para lo cual puso en marcha una convocatoria que sería el inicio de las actuales Becas de Investigación en Universidades o Centros en el Extranjero.

Tal y como destaca la Dra. Pinto, “es un honor y un privilegio formar parte de una fundación dedicada esencialmente a la entrega de becas de investigación, y de modo especial a becar a médicos para estancias de dos años en hospitales de todo el mundo.

Un 50 % de los investigadores becados permanecen después trabajando en los departamentos de rotación o dentro del centro hospitalario; así, por ejemplo, seis de nuestros becados forman ya parte del equipo del Dr. Fuster en el Hospital Mount Sinaí de Nueva York.”