Dr. Villalobos: “Debemos crear unidades específicas para ofrecer una atención integral a los pacientes con epilepsia”

Redacción.-El doctor Francisco Villalobos, Coordinador de epilepsia del Hospital Quirón Infanta Luis, aborda en una entrevista con La Razón, la situación actual de la epilepsia en nuestro país. A continuación se recoge parte de la entrevista.

Pregunta- ¿Cuál es el impacto de la epilepsia en España?

Respuesta- Similar a otros países desarrollados de Europa o EE UU y se mide por la incidencia y prevalencia de la enfermedad. Hay unos 47 casos nuevos de debut por 100.000 habitantes al año, si bien en los niños es mayor. Así, aparecen entre unos 25.000 y 30.000 epilépticos al año en España. En cuanto a la prevalencia, es decir, casos activos crónicos, supone una cifra que oscila entre cinco a ocho por mil habitantes, dando una cifra de unos 400.000 epilépticos crónicos en nuestro país entre todas las edades.

P- ¿Cómo se diagnóstica esta patología neurológica?

R- La historia clínica realizada por expertos en epilepsia al paciente y a la familia como testigo sigue siendo el primer paso para definir clínicamente que el paciente tiene la patología y ha tenido crisis por anamnesis. Después se termina de diagnosticar el síndrome y la causa de su desarrollo mediante pruebas como el vídeo EEG –herramienta que ayuda al neurólogo para clasificar el tipo de crisis y conocer la zona epileptógena–, resonancia (RNM) de alta resolución y, ante casos complejos, PET-TAC, Spect, entre otras.

P- ¿Cuál es el perfil del paciente tipo?

R-No existe, porque la epilepsia puede aparecer a cualquier edad de la vida, teniendo diferentes causas, tales como genéticas, estructurales y malformativas, metabólicas, inmunológicas, infecciosas o de origen desconocido, de acuerdo a la última clasificación de la Liga Internacional contra la Epilepsia (ILAE, por sus siglas en inglés).

P- ¿Cómo debutan los afectados? ¿Cuáles son los signos? 

R-La enfermedad comienza en forma de episodios epilépticos, que son variados y se dividen en crisis focales –relacionadas con una localización concreta cerebral, lesional o funcional–, generalizadas o ambas. Existe una clasificación actualizada de síndromes según apunta la ILAE. Las manifestaciones se pueden confundir con otras patologías, bien aisladas o concomitantes como son la migraña, cuadros psicógenos no epilépticos, vasculares, tóxicos, entre otros.

P- ¿Qué tipos de tratamientos existen?

R-El abordaje principal y más frecuente (90%) es el farmacológico. Disponemos de unos 15 fármacos distintos en el mercado, clásicos y nuevos. Otros abordajes alternativos son la cirugía de epilepsia, en los casos en los que los pacientes son fármaco-resistentes y estudiados en unidades especializadas, como la Unidad Médico-Quirúrgica que acabamos de poner en marcha en el Hospital Quirónsalud Infanta Luisa de Sevilla. Asimismo, también se contempla la dieta cetogénica, estimulador del nervio vago, si bien es paliativa, no curativa; la estimulación eléctrica profunda cerebral; radiocirugía; neuronavegacion u otros fármacos como los inmunomoduladores como esteroides, inmunoglobulinas, plasmaféresis, rituzimab, entre otros.

P- ¿Cuáles son los recursos en el futuro para evitar la crisis de la enfermedad?

R- Los medicamentos actuales antiguos y modernos evitan las descargas neuronales excesivas que dan lugar a las crisis, pero no controlan la epileptogenicidad de la lesión. Se necesita avanzar en investigación y crear nuevos fármacos que frenen esa circunstancia creciente en lesiones que dan lugar a epilepsia refractaria. Resulta también muy importante aumentar la creación de unidades específicas tanto médicas como médico-quirúrgicas en países desarrollados para poder ofrecer una atención integral y adecuada a los pacientes con epilepsia.



¿SABÍAS QUE…?

Galería