Dr. Viéitez: ” La vitrectomía permite una menor inflamación postquirúrgica y una recuperación más rápida”

Redacción.- El Dr. José Viéitez, especialista en Oftalmología del Instituto Oftalmológico Quirónsalud A Coruña, aborda en una entrevista con ‘La Razón’, la técnica quirúrgica llamada vitrectomía y sus beneficios. A continuación recogemos parte de la entrevista.

Pregunta- ¿Qué es la vitrectomía?

Respuesta- Es una técnica quirúrgica que consiste en extraer el gel vítreo, una sustancia transparente compuesta mayormente por agua y colágeno, que rellena la cavidad ocular por detrás del cristalino y está en contacto con la retina.

P- ¿En qué consiste esta técnica?

R- Bajo anestesia local insertamos tres cilindros huecos muy finos (microcánulas) en la pared ocular, por los que introducimos un tubo conectado a un suero (sonda de infusión) para que el ojo no se colapse durante la cirugía, un instrumento que corta y aspira el gel vítreo llamado vitrectomo y, por último, una sonda con luz. El término 27 G («gauge» o calibre en inglés) hace referencia al diámetro máximo de los instrumentos, que en este caso serían de tan sólo 0,4 milímetros. Así, 27 G sería el menor calibre con el que podemos realizar hoy en día una vitrectomía. En España el calibre más habitual es el de 23 G con 0,64 milímetros.

P- ¿Qué ventajas presenta frente a la técnica convencional?

R-Cuanto más pequeña sea la microcánula insertada en la pared ocular conseguiremos: menor inflamación postquirúrgica, menor cicatriz postoperatoria, mejor cierre de las incisiones sin necesidad de suturas, menor riesgo de infección, mayor confort del paciente y una recuperación visual más rápida.

P- ¿En qué casos está indicada su realización?

R-Cuando el vítreo deja de ser transparente debido a sangre (traumatismos, diabetes o trombosis) o a procesos infecciosos o inflamatorios. Para extraer elementos de la cavidad vítrea: cuerpos extraños o cristalinos y lentes intraoculares desplazadas. También la realizamos cuando queremos acceder a la retina para extraer membranas encima o debajo de la misma, o tratar un desprendimiento de retina.

P-¿Se realiza de forma generalizada o sólo en casos especiales?

R- La vitrectomía es la técnica habitual en el tratamiento de la patología quirúrgica retiniana. La tecnología 27 G, aunque novedosa, comparte todas estas indicaciones.

R- ¿Qué avances tecnológicos ha habido en los últimos tiempos en este área?

R- Se ha incrementado la velocidad de corte y aspiración del vítreo así como se ha reducido el calibre de los instrumentos que introducimos en el ojo. Con estos avances han disminuido drásticamente las complicaciones, siendo la vitrectomía 27 G una técnica muy segura.

P- ¿Cuál es el perfil de la persona que se puede beneficiar de esta intervención?

R- Cualquier paciente en el que estaría indicado realizar una vitrectomía se podría beneficiar de todas las ventajas mencionadas para la tecnología 27 G, pero habría algunos en que esto sería especialmente relevante. Es el caso de personas con mayor tendencia a la inflamación, como aquellos con diabetes mellitus o con uveítis; personas con paredes oculares más finas como los miopes; o pacientes pediátricos con ojos más pequeños.

P- ¿Necesita de algún cuidado especial después de la intervención?

R- En algunos casos se inyecta un gas al final de la vitrectomía y el paciente tendrá que guardar reposo durante tres o siete días para evitar desprendimientos de retina y agujeros maculares. Para el resto, las recomendaciones serían realizar sus actividades cotidianas con normalidad exceptuando ejercicio físico intenso durante las primeras semanas. Habitualmente se suele revisar al paciente en los tres primeros días tras la cirugía; después a los siete o catorce días; luego al mes y por último a los tres meses.



¿SABÍAS QUE…?

Galería