Dr. Rodríguez-Camps: ” Los ultrasonidos han supuesto un avance importante e innovador en la rinoplastia”

Salvador Rodríguez-CampsRedacción.- El doctor Salvador Rodríguez-Camps es jefe de la Unidad de Cirugía Plástica y Estética del Hospital Universitario La Salud, de Valencia y Cum Laude por la Universidad de Valencia. Su trayectoria ha sido reconocida con premios como la Medalla de Oro Europea al Mérito en el Trabajo. Referente internacional en rinoplastia, nos habla de las novedades en este área.

A continuación la entrevista que recoge La Razón:

Pregunta- A propósito de las innovaciones en el campo de la Cirugía Plástica, ¿son la rinoplastia ultrasónica o la técnica «Push Down» algo tan novedoso?

Respuesta- Efectivamente, los ultrasonidos han supuesto un avance importante e innovador en la rinoplastia; son útiles para reducir la parte ósea de la nariz cuando no pueden emplearse con habilidad: la sierra, la lima y el cincel habituales. Se emplean, exclusivamente, para tratar la parte ósea de la nariz, ya que no aportan nada en el tratamiento de los cartílagos y partes blandas de la misma; y curiosamente, estos últimos son la parte más delicada de tratar en la rinoplastia, especialmente la punta nasal. Es absolutamente imposible pretender conseguir una punta nasal fina y bonita con ultrasonidos porque, como hemos dicho anteriormente, no pueden actuar sobre los cartílagos ni sobre la estructura blanda. Sinceramente, en mi práctica habitual no necesito los ultrasonidos. Lo cual, no quiere decir que esté en contra de su uso en rinoplastia; simplemente quiero decir que forman parte del arsenal de procedimientos quirúrgicos utilizables. Por cierto, la rinoplastia habitual también es absolutamente indolora. En cuanto a la técnica «Push Down» (empujar hacia abajo, en inglés), no tiene nada de novedosa ni de innovadora ya que fue Goodale, en 1899, el primero en realizarla y publicarla. Esta técnica, no tuvo ninguna transcendencia durante 120 años, hasta hoy.

P- ¿Qué opinión le merece la simulación del resultado en Cirugía Plástica mediante Photoshop?

R- Es una herramienta absolutamente imprescindible en nuestros tiempos; cualquier empresa lo utiliza para crear una pieza nueva, modificarla, o en diseño industrial. Muy diferente es usarla de trabajo para mostrarle a un paciente cómo quedara su nariz después de la operación. Prefiero hacer dibujos, en presencia del paciente, para que se haga una idea de lo que pretendemos y del resultado que podemos conseguir. Estoy frontalmente en contra de la simulación de un resultado mediante Photoshop; es, sencillamente, un «cazapacientes» engañoso en Cirugía Plástica.

P- ¿Qué hay que tener en cuenta antes de someterse a una cirugía de este tipo para no llevarse una decepción?

R- Lo primero que tiene que asumir un paciente a la hora de tomar la decisión de someterse a una operación de Cirugía Plástica es que ambos, paciente y cirujano, somos seres humanos. Y como tales, buscaremos la perfección en el resultado, pero esto no se puede prometer ni garantizar porque hay una técnica que deberemos aplicar con exclusividad, conocimiento y perfeccionismo; y una buena respuesta biológica del paciente que no interfiera negativamente en el trabajo realizado. Si ambas partes coinciden, el resultado será satisfactorio. El cirujano plástico, debe ser responsable y consecuente con su plan de tratamiento; y el paciente, deberá tener unas expectativas razonables; si alguno de estos dos factores no se cumple puede venir el sentimiento de haber sido engañado y la decepción. El paciente debe buscar un cirujano plástico acreditado (Colegio de Médicos, Secpre y Aecep) ya que éste es el profesional más adecuado para resolver su problema estético de nariz. Hay que decir no al intrusismo.

P- Ha desarrollado una técnica exclusiva mundial de cirugía de la nariz. ¿En qué consiste?

R- Se trata de una nueva técnica de remodelación de la punta nasal en rinoplastia, para casos extremadamente difíciles, mediante la resección total de los cartílagos alares, y fascia temporal. La llevo realizando desde 1987 hasta la fecha, y la publique por primera vez en 2006 en el Congreso Nacional de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (Secpre). He operado algo más de mil casos con ella, con un alto grado de satisfacción. Está indicada para casos de narices con punta nasal muy difícil, y compite ampliamente con las otras técnicas ya existentes. La aplico para puntas nasales muy afiladas, achatadas, globulosas, cuadradas, anchas, alargadas, bífidas, asimétricas, desviadas, luxadas, rotas, etc. Es decir, en aquellos casos donde otras técnicas, basadas en la colocación de múltiples injertos de cartílago en la punta nasal, no superan nuestro resultado. La he publicado en varias revistas científicas, nacionales e internacionales, y presentado también, varias veces, en congresos y cursos de Cirugía Plástica, también nacionales e internacionales con gran reconocimiento. Y me consta que muchos cirujanos plásticos españoles y extranjeros la han realizado con éxito.



¿SABÍAS QUE…?

Galería