Dr. Piñal: “La enfermedad de Sudeck va acompañada de hinchazón e hipersudoración”

Redacción.-El doctor Francisco Piñal, Jefe de Servicio de Cirugía de Mano y Muñeca en Hospital La Luz -Madrid (Grupo Quirónsalud), aborda en una entrevista con el periódico La Razón, la enfermedad de Sudeck. A continuación se recoge parte de la entrevista.

Pregunta-¿En qué consiste la enfermedad de Sudeck?

Respuesta-La enfermedad de Sudeck, también denominada distrofia simpático refleja o CRPS1, consiste en la aparición de dolor excesivo y muchas veces incapacitante tras un traumatismo o cirugía sin ninguna razón que lo justifique. Normalmente va acompañada de hinchazón, hipersudoración y de una serie de cambios en la coloración del miembro afecto. Con frecuencia hay hipertricosis (aumento del pelo) en la zona que se encuentra inflamada.

P-¿Cómo se origina esta patología?

R- El por qué y cómo se desarrolla son desconocidos. Nuestro trabajo ha consistido en desenmascarar las causas que pueden resumirse en dos: mecánicas o irritación nerviosa.

P-¿Cuáles son las cifras de la enfermedad? 

R-En el miembro superior, en los brazos, aparece sobre todo tras sufrir fracturas de muñeca (llamada de Colles). En ese grupo la incidencia varía según las publicaciones científicas, pero ronda entre el 5% hasta el 30% de las fracturas de radio. También aparece con frecuencia tras las intervenciones quirúrgicas en esta extremidad, como túnel del carpo o dedos en gatillo.

P-¿Cuál es el abordaje terapéutico que se emplea en estos casos?

R-Fundamentalmente ha consistido en la reducción del dolor con narcóticos y con medicamentos que actúan sobre el sistema nervioso central (SNC) y que suben el umbral del dolor del paciente, con lo cual, el individuo tiene menos dolor y puede llevar a cabo mejor la rehabilitación. El problema de este abordaje es que no se actúa sobre el origen de la enfermedad, sólo se limita a paliar los síntomas que se sufre.

P- ¿Qué patologías se enmascaran en esta enfermedad?

R-Muchísimas patologías se encuentran detrás de esta patología, como los problemas de muñeca, las fracturas que están mal reducidas o la existencia de escalones articulares que no se han detectado, las lesiones ligamentosas y las inflamaciones del nervio. Dicho de otra manera, la gran esperanza de estos pacientes es que cuando se les diagnostica y se les trata adecuadamente, en la gran mayoría se consigue revertir el síndrome doloroso y se pueden liberar de una medicación que no está libre de efectos secundarios.



¿SABÍAS QUE…?

Galería