Dr. Manuel Sánchez: “El stent carotídeo es la técnica menos agresiva y con resultados cada vez mejores”

dr manuel sanchez quirónsalud

Foto: Quirónsalud

Redacción.- El Dr. Manuel Sánchez Maestre, jefe del Servicio de Angiología y Cirugía Vascular de Quirónsalud Córdoba, aborda en una entrevista con La Razón, la estenosis carotídea.

A continuación se recoge parte de la entrevista.

Pregunta- ¿Qué es la estenosis carotídea?

Respuesta-La estenosis carotídea consiste en el estrechamiento progresivo de la arteria carótida debido a la aterosclerosis, lo que puede provocar embolias cerebrales o ictus, por lo que es muy importante la detección precoz de esta dolencia. Una vez diagnosticada la estenosis, el tratamiento variará según el grado de estenosis que tenga y podría establecerse sólo tratamiento médico o indicarse cirugía. Las arterias carótidas internas, junto con las vertebrales, son las responsables de llevar sangre al cerebro. Cuando la arteriosclerosis se localiza a este nivel provoca una disminución del diámetro de la luz arterial, pudiendo provocar un infarto cerebral o ictus, pérdida del habla, de la movilidad del hemicuerpo y de la visión. Según la duración de esta clínica, hablamos de AIT (cuando los síntomas se resuelven con recuperación completa) o de infarto cerebral si quedan instaurados, aunque también si cursa sin síntomas.

P- ¿Cuál es el tratamiento habitual?

R- Según el grado de estenosis, se puede recomendar tratamiento médico y seguimiento mediante ecodoppler o indicarse intervención quirúrgica para la revascularización carotídea. El equipo médico debe ser experimentado, ya que la tasa de complicaciones del cirujano vascular (ictus en relación con la cirugía) en pacientes sin síntomas ha de ser inferior al 2-3%, y en los sintomáticos menor del 5%. El Servicio de Angiología y Cirugía Vascular de nuestro hospital es referente para este tipo de patología en la provincia de Córdoba. Disponemos de medios para diagnóstico temprano, seguimiento y quirófano híbrido inteligente de última generación. Cada caso es estudiado y consensuado para adecuar la mejor técnica. La estenosis carotídea se puede tratar en quirófano a través del stent carotídeo o de la técnica clásica denominada endarterectomía carotídea, en la que se abre la arteria y se extrae la placa de ateroma en su totalidad. Es un procedimiento agresivo que habitualmente precisa de anestesia general y una amplia incisión en el cuello.

P- Ustedes aplican una nueva técnica pionera mínimamente invasiva para tratarla. ¿En qué consiste?

R- El stent carotídeo es la técnica menos agresiva, con resultados cada vez mejores y que se puede realizar mediante abordaje de arterias femorales. Consiste en implantar un stent en la zona de estenosis que mantiene abiertas las paredes de la carótida restableciendo el flujo arterial y sellando las placas para evitar su desprendimiento. Para reducir el riesgo de que se produzca durante la colocación del stent una suelta de fragmentos de la placa hacia el cerebro por el roce de las placas con los dispositivos, es necesario realizar una técnica de protección cerebral que puede ser mediante la colocación de un filtro o creando un compartimento estanco en la zona y aspirando posteriormente. Este procedimiento, pionero en el Servicio de Angiología y Cirugía Vascular en Córdoba, permite dar una rápida respuesta a pacientes con estenosis carotídea, mínimamente invasiva y con máxima seguridad.



¿SABÍAS QUE…?

Galería