Dr. Crespo: “Con la crioablación destruiremos el fibroadenoma con anestesia local”

Redacción.-El doctor Eduardo Crespo, jefe del Dpto. de Radiología Vascular e Intervencionista de la Fundación Jiménez Díaz, Rey Juan Carlos, Infanta Elena y General de Villalba, explica los beneficios de la crioablación de tumores en una entrevista con La Razón.

A continuación se recoge parte de la entrevista.

Pregunta- La crioablación permite matar células cancerosas con frío extremo. Pero ¿se puede utilizar tanto en tumores malignos como benignos?

Respuesta- Las técnicas de ablación percutánea que empleamos consisten en la introducción de una o varias agujas, también llamadas electrodos, en el tejido guiándonos por diferentes métodos de imagen, habitualmente ecografía y/o TAC. El número de agujas empleadas dependerá del tamaño de la lesión a tratar y, dado que el acceso es percutáneo, no requerirá suturas, siendo por tanto la recuperación mejor que con las intervenciones quirúrgicas clásicas. Una vez posicionados dichos electrodos en nuestro objetivo, aplicaremos calor, también llamado termoablación, con radiofrecuencia o microondas o frío, correspondiendo este último a la crioablación. Con todas estas técnicas logramos una muerte celular controlada del tejido tratado, independientemente de que corresponda a un tumor benigno o maligno.

P- ¿Y frente a la metástasis?

R- Por supuesto que funciona, pero no debemos olvidar que, en caso de estar tratando un cáncer metastático, en primer lugar, debemos haber controlado la enfermedad, algo que habitualmente se logra con un tratamiento sistémico mediante quimioterapia y/o inmunoterapia. Una vez se constate que la enfermedad no progresa, podemos plantear un tratamiento local de las metástasis visibles, si no son excesivamente numerosas. Este concepto es reciente y lo llamamos enfermedad oligometastática.

La cirugía, la Oncología y la radioterapia son los tratamientos clásicos del cáncer de pulmón

P-¿Esta técnica es una alternativa a la radioterapia?

R-La cirugía, la Oncología y la radioterapia son los tratamientos clásicos del cáncer de pulmón. Todos ellos han mejorado últimamente sus prestaciones, incorporando abordajes más pequeños, radioterapia más precisa e intensa e, incluso, favoreciendo que tu sistema inmune ataque al cáncer como logra la inmunoterapia. No debemos decir que las técnicas de ablación sustituyan a ninguno de estos tratamientos; simplemente son una herramienta terapéutica adicional en el arsenal de la guerra contra el cáncer. En nuestro grupo discutimos cada caso en los comités multidisciplinares decidiendo entre todos el abordaje más beneficioso para el paciente.

Las técnicas de ablación percutánea consiguen destruir un tejido de una forma controlada y precisa

P-¿Qué ventajas tiene para los pacientes?

R-Las técnicas de ablación percutánea consiguen destruir un tejido de una forma controlada y precisa, independientemente de que sea un tumor benigno o maligno.



¿SABÍAS QUE…?

Galería