Dr. Borges: “Tenemos un gran problema de falta de camas de UCI”

marcio borgesRedacción.- Se estima que la sepsis causa 17.000 muertes al año en España.

Con la actual pandemia, estas cifras se superarán, ya que muchos de los que fallecen por Covid-19 lo hacen tras una disfunción orgánica causada por una respuesta del huésped a la infección. De ahí que todo lo que se ha avanzado antes de la llegada del nuevo virus frente a la septicemia sea clave para tratar de frenar las defunciones.

El doctor Marcio Borges, del Hospital Universitario Son Llàtzer (Palma de Mallorca) y presidente de la Fundación Código Sepsis, dirige el proyecto Bisepro, cuya finalidad es el uso de la Inteligencia Artificial (IA) en la detección de esta patología.

A continuación se recoge parte de la entrevista realizada por La Razón.

Pregunta- ¿En qué consiste el Código Sepsis?

Respuesta-Es un sistema para identificar rápidamente la sepsis y empezar así con el tratamiento. Tenemos más de 180 hospitales con este protocolo, lo que nos ha servido para la Covid. Lo ideal es apoyarse en la IA, aunque en la actualidad la mayoría de los hospitales no la tienen, por lo que debemos mejorar la organización.

P-¿De qué modo se gana efectividad?

R-Supone un cambio radical. Así, el médico tiene una capacidad de detección de la sepsis del 20-25%, los sistemas automatizados tienen una efectividad del 40% y la IA por encima del 90%.

P-La mayoría de personas que fallecen por Covid ¿lo hacen por el virus o en realidad por una sepsis?

R-Realmente la mayoría de los pacientes que fallecen de Covid-19 es secundario a una sepsis. Y muchos de ellos, principalmente los que ingresan en UCI por Insuficiencia Respiratoria Grave o Covid, desarrollan una segunda infección, generalmente de origen bacteriana (y una segunda sepsis), que es una causa muy importante de las muertes. Los enfermos con Covid desarrollan inmunosupresión con el aumento del riesgo de desarrollar otras infecciones, lo que empeora el pronostico.

P-¿Está España preparada para una segunda oleada?

R-Hace dos semanas empezamos con la segunda ola. En mi opinión, creo que no estamos preparados. Tenemos un gran problema de falta de camas de UCI. Alemania tiene entre cuatro y seis veces más camas de UCI que nosotros. Eso es clave, porque ahora tenemos casos de personas más jóvenes y menos casos graves. Pero si empieza a elevarse la edad media de contagio este recurso será vital. En todo caso, la verdad es que casi ningún país está preparado para una segunda oleada, quitando Corea del Sur, Nueva Zelanda o Alemania que han demostrado una gran eficiencia en su atención. Hoy sabemos más cosas sobre el virus, pero también es cierto que los sanitarios estamos al límite y esto es un grave problema.



¿SABÍAS QUE…?

Galería