Diseñan un cojín para embarazadas que corrige la posición incorrecta del feto en el parto

Redacción.-Una matrona de Vall d’Hebron, Vanessa Bueno, ha diseñado un cojín postural para embarazadas que corrige la malposición de la cabeza fetal en el parto y que, además, facilita el descanso de las mujeres durante el tercer trimestre del embarazo. 

Tal y como recoge el Vall d´Hebron, en el momento del parto es necesario que el feto esté mirando hacia abajo. Pero, en aproximadamente el 40% de las mujeres, los fetos están mirando hacia arriba. Si no se corrige esta posición incorrecta es necesario realizar una cesárea o utilizar fórceps. Como explica Vanessa Bueno, “este cojín postural está diseñado de tal forma que las mujeres, tumbadas de lado, se lo colocan entre las piernas para abrir el diámetro de la pelvis y provocar la rotación interna de la rodilla de la pierna superior. De este modo, el cojín ayuda a girar la cabeza del feto hacia abajo, ya que encuentra más espacio en la pelvis y el parto puede ser vaginal”.

El origen de esta idea se encuentra en un ensayo clínico que realizó Vanessa Bueno sobre cómo facilitar la rotación del feto durante el parto cuando se produce una malposición. La postura idónea para conseguirlo es la postura de Sims modificada, con la mujer de decúbito lateral (tumbada de lado) y la pierna superior paralela a la inferior y la rodilla rotada hacia el interior. “Para evaluar los efectos de esta postura en el parto —explica Vanessa Bueno—, hicimos un estudio usando las perneras de la camilla para elevar la pierna con la mujer de lado. Los resultados mostraron que había más partos vaginales, las cesáreas se reducían en un 16 %, y se reducía la morbilidad materna y fetal, así como la estancia hospitalaria y las visitas posteriores a Urgencias, porque se producen menos complicaciones”. Los resultados del estudio se han publicado a la revista Birth.

Diseñé un cojín postural que consiguiera la misma postura, puesto que no existe ningún cojín de este tipo para esta finalidad. De este modo, lo puede usar cualquier mujer independientemente de la litera que tenga el hospital, y nos aseguramos que la postura, el ángulo de apertura de la pelvis y la rotación de la rodilla de la pierna superior son siempre las adecuadas y la mujer está cómoda”.

Por lo tanto, la utilización de este cojín durante las horas de dilatación facilita la adecuada orientación del feto y puede reducir el riesgo de cesárea. “Igualmente, es muy útil si la orientación del feto es la correcta, porque, como que provoca la apertura de la pelvis, este tiene más espacio para salir”, añade Vanessa Bueno.



¿SABÍAS QUE…?

Galería